La Guardia Civil ha destapado un entramado en una empresa de Bigastro (Alicante) que habría estafado más de 300.000 euros con la venta de limones robados, en una operación que se ha cerrado con cinco personas detenidas y cuatro investigadas, aunque todas ellas han quedado en libertad con cargos.

Según un comunicado del instituto armado, los sospechosos “habrían llegado a crear y estructuras toda una organización delictiva” en esa mercantil, que supuestamente sacaba camiones cargados de limones sustraídos de diferentes fincas y que luego los vendía, simulando contratos y falsificando facturas.

La Guardia Civil estima que “el beneficio obtenido por este grupo rebasa los 300.000 euros” y que se habrían transportado más de 200.000 kilos de limones robados para su posterior comercialización.

La investigación sobre la empresa de Bigastro se inició el pasado mes de abril, ante la sospecha de unas posibles estafas.

Los agentes del Equipo de Policía Judicial de Almoradí (Alicante) descubrieron que esta sociedad mercantil estaba estructurada como un grupo criminal y que habría estafado, en total, 308.188 euros.

Las sustracciones eran posibles gracias “a la connivencia de los encargados de las fincas perjudicadas”

Esta organización delictiva simulaba contratos y falsificaba facturas para blanquear la procedencia de toneladas de cítricos, producto había sido sustraído de fincas con las que, previamente, había suscrito contratos de compra.

Según la Benemérita, esas sustracciones eran posibles gracias “a la connivencia de los encargados de las fincas perjudicadas”.

LIMONES ROBADOS DETENIDOS TRAMA ALICANTE 2“Éstos, cuya misión era supervisar la recolección de cítricos y el pesaje de los camiones que salían de las fincas, ocultaban a sus jefes las salidas de varios de estos vehículos”, no entregaban los justificantes en sus respectivas oficinas y destruían cualquier constancia documental, indica la nota de prensa.

Una vez que los camiones “no declarados” entraban en la mercantil investigada, la otra parte de la trama, desde su departamento contable, se adjudicaba el origen de los vehículos a otras fincas distintas.

Además de esto, para dificultar el rastro y justificar a nivel contable la procedencia de las entradas de los cítricos, se simularon contratos y se emitieron facturas falsas.

El total de limones sustraídos mediante este sistema de estafa asciende a los 216.650 kilos, los cuales fueron sacados de las fincas afectadas en 17 camiones.

De hecho, en el momento en que fue descubierta la trama, se habían sacado ilícitamente otros cinco camiones más, con un cargamento de 59.728 kilos, pero los encargados, al verse sorprendidos por los investigadores, devolvieron los albaranes y la empresa liquidó rápidamente esa mercancía.

Tras llevar a cabo un registro en las oficinas de la mercantil y analizar la numerosa documentación intervenida, se arrestó a cinco personas por su presunta implicación en esta trama de estafa y se investigó a otras cuatro.

A estas nueve personas, de entre 36 y 60 años, se les imputan los presuntos delitos de estafa, pertenencia a grupo criminal, falsedad documental, blanqueo de bienes, receptación y coacciones.

“Todas ellas han quedado a disposición del Juzgado de Instrucción de Orihuela, en libertad con cargos”, según la Guardia Civil.

(Foto: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here