Cinco entidades de las comunidades de Extremadura, Andalucía y Madrid han creado el Grupo Operativo “GO HAz-Ibérico” con el objetivo de implementar la huella ambiental de productos cárnicos ibéricos y la puesta en valor de los beneficios medioambientales y económicos del cerdo ibérico criado en la dehesa.

La propuesta del GO HAz-Ibérico es desarrollar la Declaración Ambiental de Producto (DAP) y Huella Ambiental de productos del cerdo ibérico criado en dehesa para así poder evaluar el impacto ambiental a lo largo de todo el ciclo de vida de estos productos, han informado hoy fuentes de la Junta de Extremadura.

La creación del grupo está financiada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En concreto, está constituido por las consultoras agroambientales Tepro y Abaleo; el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico y la empresa Cárnicas Joselito.

Nunca se ha calculado una DAP para producción de carne y jamón de cerdo ibérico criado en dehesa

Las DAPs, que proporcionan una descripción cuantitativa y verificada del comportamiento ambiental de los productos, son inventarios de datos medioambientales, una fuente de información de utilidad para productores, compradores, importadores, minoristas y consumidores, basada en datos comparables que se regulan por una serie de normas ISO de etiquetado ambiental.

Para ello se requiere la inspección, revisión y seguimiento por parte de un verificador independiente. Entre otros aspectos, permite cuantificar el consumo de recursos (agua, energía….), emisiones al aire y vertidos al agua y suelo; además evalúa los efectos sobre los ecosistemas, la salud humana y el consumo de recursos.

La realización de DAPs de todo tipo de productos ha crecido notablemente en el ámbito de la Unión Europea en los últimos años, también en el sector agroalimentario (dulces, pastas, aceites, lácteos, y algunos productos cárnicos…). Sin embargo, nunca se ha calculado una DAP para producción de carne y jamón de cerdo ibérico criado en dehesa.

Por otra parte, la Huella Ambiental evalúa 16 categorías de impacto ambiental durante el ciclo de vida completo de un producto, en las que se incluyen la huella de carbono, agotamiento de recursos, transformación del terreno, efectos a la salud humana y cambio climático entre otros.

Para la realización de este estudio se comparará la DAP y Huella Ambiental entre productos cárnicos y jamones procedentes del sistema de producción del cerdo ibérico en dehesa, con la producción en sistemas intensivos.

Otra de las tareas es identificar los posibles puntos críticos a lo largo de la cadena productiva y de valor de los productos cárnicos, con el fin de establecer líneas estratégicas de mejora ambiental, han añadido las mismas fuentes.

La Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico (Aeceriber) representa el primer eslabón en el ciclo de vida; y el perfil de usuario final de este trabajo viene dado por Cárnicas Joselito, empresa que además está implicada en toda la cadena de valor del producto, desde la producción, pasando por la transformación, hasta la comercialización de productos de cerdo ibérico en los mercados nacionales e intenacionales.

La consultora Tepro actúa como representante del GO y además aporta su experiencia en aspectos técnicos y de gestión agro-ganadera, mientras que la consultora Abaleo es experta en aspectos medioambientales y de sostenibilidad.

Por su parte, el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) aporta la experiencia y el conocimiento para el desarrollo de estrategias innovadoras, dada su trayectoria enfocada a la trazabilidad y sostenibilidad del cerdo ibérico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here