Cinco de las grandes multinacionales del sector de la alimentación a nivel mundial han creado su propio semáforo nutricional, que incluirán en el etiquetado de varios de sus productos a la venta en diferentes países europeos -entre ellos España-, a la espera de una armonización a nivel comunitario.

Responsables de Coca-Cola, Mondelez, Nestlé, Pepsico y Unilever han presentado este miércoles 7 en Madrid esta iniciativa, que llega en un momento en el que países como Francia o Bélgica han optado por impulsar otro sistema diferente de etiquetado por colores (llamado Nutri Score), aunque también con carácter voluntario.

El método escogido por las multinacionales analiza las grasas, grasas saturadas, azúcares y sales de cada producto y les otorga un color (verde, ámbar y rojo) en función de si su contenido en estos nutrientes es bajo, medio o alto.

Defienden que las definición de las “porciones reales de consumo” es el resultado de un trabajo realizado por su comité de científicos

Aplicado a once categorías (cereales, pasteles, queso, chocolate, helados, margarina, mahonesa, aperitivos salados, dulces y golosinas, mermeladas y galletas dulces), el sistema ha recibido críticas de algunos nutricionistas, de otras empresas y de asociaciones de consumidores sobre todo por hacer los cálculos en base a porciones de consumo y no en 100 gramos.

Sus impulsores, por el contrario, han defendido que la definición de las “porciones reales de consumo” en cada producto es el resultado de un trabajo realizado por un comité de científicos de cinco universidades europeas que analizaron encuestas sobre consumo a escala comunitaria para encontrar cuál es el valor más repetido en éstas.

“No se observan cambios significativos en Europa sobre la cantidad que ingerimos en cada porción; lo que sí varía por países es la cantidad de veces que comemos un producto”, ha apuntado el director de Relaciones Institucionales de Nestlé, Alberto Vega.

El sistema francés, por su parte, utiliza cinco colores (también en una escala desde el verde hasta el rojo), se calcula por cada 100 gramos de producto y le coloca una calificación global en función no sólo de sus grasas, azúcares y sales, sino también de la presencia de otros nutrientes como proteínas, fibra, etc.

“Que haya en diferentes países distintos sistemas de etiquetado no ayuda a que haya una información comprensible y estándar”, ha señalado por su parte la directora de Relaciones Institucionales de Pepsico, Marta Puyuelo.

Aunque la información nutricional obligatoria sí está armonizada a nivel comunitario, falta ahora que la información voluntaria también lo esté, para lo que hay que definir el tamaño de las porciones, según los impulsares del proyecto.

Desde Unilever, su directora de Comunicación Corporativa y Sostenibilidad, Ana Palencia, ha incidido en que el “capital más preciado” de las empresas son los consumidores, por lo que el objetivo de este Etiquetado Nutricional Evolucionado (ENL en sus siglas en inglés) es aportar “una información que el ciudadano de a pie pueda entender”.

Las multinacionales han presentado también una encuesta realizada a 3.500 personas en siete países europeos que apunta a que 8 de cada 10 consumidores consideran este etiquetado en forma de semáforo como el “más completo” que los ya existentes.

El director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola, Juan José Litrán, ha confirmado que este nuevo sistema de etiquetado aparecerá gradualmente en los lineales desde finales de 2018.

Las cinco multinacionales que lideran el proyecto no podrán compartir información entre ellas sobre en qué productos exactamente colocan el semáforo nutricional ni tampoco sobre en qué mercados lo hacen por cuestiones de competencia, según sus responsables.

La iniciativa está abierta a la participación de nuevas compañías y sus impulsores pretenden evaluar su funcionamiento en 2020 para aportar esa información a la Comisión Europea y contribuir a la armonización del etiquetado, de acuerdo con el director de Comunicación Corporativa de Mondelez, Ricardo Hernández.

En 2017 las cinco multinacionales ya anunciaron su propósito de crear este semáforo nutricional, aunque inicialmente en este grupo también figuraba Mars, firma que se desmarcó posteriormente al considerar que la solución por porciones “no cuenta con la credibilidad y el amplio consenso necesario” para hacerla viable.

1 Comentario

  1. Cinco lobytos tiene el loby
    cons sus propias empresas farmaceuticas y quimicas detras para vendernos las solucioes a las enfermedades que nos provocan

    Como han visto que la gente se cuida mas,
    ahora intentan engañar con falsos datos,
    Son los de siempre…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here