Las Cortes de Castilla y León han rechazado este miércoles 14, con la aprobación de una iniciativa presentada por el PP, la intención del Gobierno central de gravar el consumo de bebidas carbonatadas y azucaradas, que en su opinión perjudica al sector remolachero sin ayudar a mejorar la salud pública. Lo curioso de esta propuesta es que Ciudadanos se quedó solo apoyando la medida del Gobierno de Rajoy mientras que el PP se aliaba con Podemos y PSOE para criticarla.

El encargado de defender esta proposición no de ley ante el Pleno de las Cortes ha sido el procurador zamorano Óscar Reguera, quien ha atacado la intención impositiva del Gobierno dirigido por su mismo partido al considerar que si el propósito está vinculado a la mejora de la salud, sería más eficaz utilizar las campañas de sensibilización y la información.

Ciudadanos sale en defensa del Gobierno de Rajoy frente a los ataques del propio Partido Popular

“¿Por qué no va acompañado de otro tipo de rebajas fiscales que incentiven el consumo de los productos saludables?”, se ha preguntado Reguera, quien ha pedido al Gobierno “hablar menos de impuestos y más de campañas” de hábitos saludables.

Aunque el resto de grupos parlamentarios de la oposición han mostrado su acuerdo con el apoyo al sector y han votado a favor de la iniciativa, han reivindicado que la Junta de Castilla y León tomen medidas por sí misma para protegerlo y en el caso de Ciudadanos ha llegado a votar en contra de la iniciativa.

CIUDADANOS BEBIDAS AZUCARADAS CYL 2Por medio de su portavoz en esta materia, David Castaño, que ha anunciado el voto contrario de su Grupo a la iniciativa, ha tildado de “discurso Trump vacío” el pronunciado por el representante del PP, a quien ha criticado por no atender las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre el excesivo consumo de azúcar por medio de las bebidas refrescantes.

Castaño ha sostenido que este impuesto “no va a afectar” a los productores de remolacha de Castilla y León porque el producto elaborado en esta Comunidad es en su mayoría “de mesa”, mientras que las bebidas azucaradas utilizan otros edulcorantes como el azúcar de caña.

En su réplica, Reguera ha hecho un llamamiento para que los grupos parlamentarios se sumen al manifiesto elaborado por el sector remolachero y azucarero de la Comunidad, firmado ayer por la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, y se ha dirigido especialmente al portavoz de Ciudadanos.

Reguera le ha dicho a Castaño que sus planteamientos “no casan con la filosofía liberal” que el parlamentario de Ciudadanos “dice tener” y que el popular no ve “por ninguna parte”. “Modere sus hábitos de consumo insalubres”, le ha dicho en el final de su intervención tras criticar su “consumo cultural” procedente de “documentos de Internet”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here