El Gobierno regional de Castilla-La Mancha ha respaldado este jueves 10 la reivindicación de los regantes de la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) de Altomira y ha reclamado más agua para que no peligre la viabilidad de cultivos como el ajo morado en la región.

Así lo ha expresado el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, en el encuentro que ha mantenido esta mañana en Toledo con el presidente de la CUAS de Sierra de Altomira, Rafael Domingo, ha informado la Consejería de Agricultura en nota de prensa.

Martínez Arroyo ha señalado que se trata de la comunidad de usuarios de aguas subterráneas “peor tratada” por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) “en el último año” y apuntado que los 2.000 regantes que la integran han sufrido un “recorte brutal” en las dotaciones para riego.

La Junta defiende que los regantes “quieren seguir regando porque quieren seguir dedicándose a la agricultura”

Los regantes han trasladado al consejero la problemática e inquietudes respecto al uso del agua que tienen en el Alto Guadiana, que incluye municipios pertenecientes a las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Toledo, en La Mancha occidental.

En este sentido, Martínez Arroyo ha indicado que los regantes “quieren seguir regando porque quieren seguir dedicándose a la agricultura”, pero ha lamentado que las restricciones de la CHG suponen “una reducción en cultivos herbáceos a la mitad hasta los 2.200 metros cúbicos por hectárea y en el caso de los leñosos hasta los 1.500 metros cúbicos”.

En esta línea, ha explicado que la reivindicación es para que los regantes de esta zona “tengan acceso a más agua para que les permita mantener la competitividad y viabilidad” de sus cultivos hortícolas y principalmente en el caso de el ajo morado.

A este respecto, ha incidido en que este producto es “bandera” de Castilla-La Mancha y “necesita agua”, y ha añadido que ya empiezan a notarse las repercusiones con la reducción de la superficie en el ajo morado.

“No vamos a tolerar un recorte brutal como este”, ha sentenciado el responsable de Agricultura, que ha querido transmitir la solidaridad del Gobierno regional a los regantes porque “compartimos los intereses de los agricultores de tener agua para generar desarrollo”, ha aseverado.

Por su parte, la comunidad de regantes a Altomira ha mostrado su apoyo al borrador de posición común en defensa de los intereses del agua que Castilla-La Mancha está desarrollando con todo el colectivo, con la finalidad de defender el agua como “el recurso más importante para la agricultura y para la vida”.

De otro lado, Martínez Arroyo ha exigido al Ministerio de Agricultura que defienda el presupuesto de la Política Agraria Común (PAC) para que “no se pierda ni un solo céntimo de los que deben ir a agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha y de toda España”.

Ha tildado de “inaceptable” la propuesta que ha hecho la Comisión Europea de recorte de la PAC, sobre todo porque existe una propuesta que aumenta el presupuesto comunitario.

“Nos jugamos mucho con cada céntimo que se pierde y no podemos permitirnos el lujo de perder a nuestros agricultores y ganaderos”, ha manifestado, a la vez que ha pedido a todos los partidos políticos que defiendan la misma posición y la postura de Castilla-La Mancha para que se “garanticen los recursos suficientes” de este sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here