El Colegio de Veterinarios de Cádiz y el Banco de Alimentos renuevan un convenio pionero en España

0
128

El presidente de la Comisión de Salud de la Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Cádiz (ICOV Cádiz), Jesús Fernández Pascual y la presidenta del Banco de Alimentos de la Provincia de Cádiz, Salud González Ruiz se han reunido este lunes 7 con motivo de la renovación del convenio entre las dos entidades, que tiene su origen el 12 de diciembre del 2012.

Este acto resultaba preciso tras el nombramiento de la nueva responsable de la entidad y el fallecimiento en fechas recientes del que hasta ahora presidió la institución benéfica, Mateo Sánchez. Tanto Fernández Pascual como González Ruiz han tenido palabras de agradecimiento y admiración hacia el fallecido.

Se trata de una iniciativa pionera en el país donde los veterinarios prestan asesoramiento de forma altruista

Fue precisamente la preocupación por facilitar alimentos a las familias que lo necesitan la que, hace cuatro años, llevó al Colegio de Veterinarios de Cádiz a tender su mano al Banco de Alimentos. El propio Fernández Pascual impulsó una iniciativa pionera en el país, por la que los veterinarios/as ponían al servicio de la entidad benéfica su experiencia y conocimientos en seguridad alimentaria de forma totalmente voluntaria.

VETERNINARIOS DE CADIZ BANCO DE ALIMENTOS 2En la actualidad, para el desarrollo de este convenio, el ICOV Cádiz cuenta con una bolsa de veterinarios/as peritos especialistas que prestan asesoramiento al Banco de Alimentos de Cádiz, de forma altruista. Los veterinarios voluntarios tienen asignado un determinado territorio de la provincia, de modo que el Banco de Alimentos puede contactar con “su veterinario de referencia” en función de la zona en la que se produce la necesidad. Por ejemplo, en caso de que el Banco de Alimentos tenga dudas de si una partida de alimentos es segura, solo tiene que contactar con su “veterinario de referencia” para que estudie el caso.

Los veterinarios de Cádiz solidarios también se encargaron de conseguir la inscripción en el Registro Sanitario de las instalaciones del Banco de Alimentos de Cádiz y Algeciras, un requisito indispensable para que la entidad pudiera seguir ejerciendo su labor y que le habría supuesto un desembolso de miles de euros.

Asimismo, los veterinarios de Cádiz han elaborado para la institución benéfica un protocolo en el que se establecen pautas para el correcto almacenamiento de los alimentos. Desde cómo y dónde guardar los alimentos, hasta cómo mantener la limpieza de las instalaciones.

Por novedoso y útil, entre los grandes éxitos de esta colaboración, hay que destacar el protocolo de actuación desarrollado por el ICOV Cádiz para posibilitar que las mercancías decomisadas por pesca ilícita en las costas gaditanas, en vez de ser destruidas,  lleguen a las familias que lo necesitan.

Para ello, hubieron de ponerse de acuerdo responsables del Ministerio de Agricultura, el Banco de Alimentos, autoridades de control marítimo (Seprona, servicio de control marítimo, servicio de inspección pesquera…) veterinarios y la empresa Petaca Chico. Solo en el primer año, 9 toneladas de pescado decomisado llegaron a las familias necesitadas gracias a este protocolo. En la misma línea, se trabaja con las lonjas de El Puerto y Cádiz para que los armeros puedan donar sus excedentes de pescado.

“Si algo se ha demostrado en estos cuatro años, es que si todas las partes tienen voluntad se puede conseguir casi todo”

En el marco de este convenio, se han realizado también jornadas de formación técnicas y encuentros que han sentado las bases de una comunicación fluida entre administraciones sanitarias, sector agroalimentario, empresas hosteleras, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, instituciones benéficas, profesionales veterinarios y representantes políticos.

Tras su renovación, Fernández Pascual y González Ruiz han expresado su deseo de continuar con la senda iniciada. “Quedan muchos retos por lograr”, dicen. Entre los próximos objetivos: trabajar para mejorar la trazabilidad mediante sistemas informatizados e incorporar un programa para fomentar mejoras en los sistemas de autocontrol sanitario de los comedores benéficos usuarios del Banco de Alimentos.

“Pero si algo se ha demostrado en estos cuatro años, es que si todas las partes tienen voluntad se puede conseguir casi todo”, ha dicho Fernández Pascual. Por su parte, González Ruiz ha hecho un llamamiento a la reflexión: “No podemos relajarnos. Centenares de familias siguen necesitando ayuda para algo tan básico como es poder alimentarse.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here