La Política Agraria Común (PAC) es “barata y eficiente” y, aunque “debe evolucionar, no debe producirse una revolución”, sino una adaptación para avanzar en los objetivos y necesidades que vienen marcados por el tratado de la UE. Así lo ha argumentado, en declaraciones a Efeagro, el director de relaciones internacionales de Cooperativas Agro-alimentarias, Gabriel Trenzado, que “da la bienvenida” a la consulta pública abierta esta semana por la Comisión Europea (CE).

Esta iniciativa permitirá al sector pronunciarse sobre el futuro de la PAC, lo que aportará transparencia al proceso, algo que siempre es “positivo”, ha remarcado Trenzado.

Preocupa el Brexit, pero recuerdan que la PAC es la única política realmente comunitaria en la UE

Al tiempo, debe haber cierta “cautela” porque esta participación no quiere decir que deban medirse de igual manera las opiniones de ciudadanos independientes que las de organizaciones que representan a miles de profesionales, inscritas además en el registro de transparencia de la CE, en referencia a las cooperativas.

En todo este proceso, deben tener un peso específico las instituciones, democráticamente elegidas y que representan a los estados europeos y a los ciudadanos, ha añadido.

El Bréxit complicará este debate, pero ha recordado que la PAC es la única política realmente comunitaria en la UE, es “sostenible”, “una inversión muy beneficiosa” pero que representa menos del 1% del gasto público a pesar de su importancia: proveer de alimentos de calidad y seguros a una población de más 500 millones de personas.

Además, la agricultura europea se ha situado, en parte gracias a la PAC, entre las más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente de todo el mundo, y también entre las más exigentes, ha añadido.

Fomentar la integración, equilibrio de la cadena agroalimentaria y nuevos instrumentos de gestión de mercado

A la futura PAC post 2020, las cooperativas piden que contribuya a lograr tres objetivos clave: fomentar la integración, el equilibrio de la cadena agroalimentaria y poner en marcha nuevos instrumentos de gestión de mercados para sortear las crisis.

La concentración de la oferta en el sector, para que esté menos atomizado, conseguirá explotaciones más eficientes, con mejor acceso a los mercados, más equilibrio en la cadena y mayor valor añadido y rentabilidad para las cooperativas y sus socios agricultores.

“La UE necesita instrumentos de gestión de mercados que prevean las crisis. Actualmente sólo hay herramientas paliativas y se activan una vez que ya se han producido los problemas; y eso sale más caro para el contribuyente y también para las propias empresas”.

“Las medidas que se toman tarde, cuando el fuego ya se ha causado, no evitan los grandes problemas estructurales que se pueden producir”, ha subrayado el experto en temas comunitarios.

Preguntado sobre los riesgos de renacionalización de la política agraria por eventuales tensiones proteccionistas en los Estados miembro, Trenzado ha reconocido que hay “una línea muy fina” entre ese factor frente a lo que puedan ser medidas adaptadas a cada país.

Cierta subsidiariedad siempre es buena para adaptarlas a la realidad de cada nación pero también es evidente -ha proseguido-, que si se producen diseños diferentes, se podría llegar a “una PAC menos común”, que redundaría en una ruptura del mercado único europeo, que actualmente es su “valor fundamental” y habría que preservarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here