La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha mostrado su oposición total a la petición realizada por Consejo Regulador del Cava al Ministerio de Agricultura para que limite en el conjunto de España el incremento de la superficie de viñedo dedicada a su elaboración a 0,1 hectáreas durante los próximos tres años.

Esto, tal y como explica la organización agraria, supondría la prohibición de facto de plantar nuevas cepas destinadas a la obtención de cava, lo que dejarían en el ojo del huracán a localidades como Requena (en la Comunitat Valenciana), pero también en otras comunidades como Extremadura, concretamente en Almendralejo, y otras zonas de la Rioja y la Ribera del Duero que cuentan con el reconocimiento legal, en un mercado en el que Cataluña es el rey.

 

AVA ASAJA señala que de las poco más de 36.000 hectáreas reconocidas por el Consejo Regulador, unas 29.000 se encuentran en Cataluña. Mientras tanto, Requena, dispone de unas 4.000 hectáreas autorizadas para la producción del referido vino espumoso y se ha convertido, si bien todavía a gran distancia, en la segunda zona española donde más cava se elabora, seguida de Almendralejo cuya superficie destinada a este tipo de caldos se sitúa en unas 1.400 hectáreas.

Durante los últimos años el cava valenciano ha ganado una presencia cada vez más destacada en los mercados. Por tanto, AVA-ASAJA cree totalmente injustificadas las pretensiones del Consejo Regulador, dominado, lógicamente y en función de su relevancia económica y representativa, por las bodegas catalanas, ya que considera que la demanda del cava valenciano está en un gran auge y tiene aún un largo recorrido.

“Nos parece muy egoísta que se quiera perjudicar a otras zonas porque las ventas de cava catalán estén estanc

adas”

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha comentado que no tiene ningún sentido esta prohibición que, en el caso de Requena, está en plena expansión. Asimismo, señala que “la explicación más lógica de la actitud del Consejo Regulador, y más concretamente de las bodegas catalanas, guarda relación directa con el conflicto suscitado en torno a las tensiones secesionistas en Cataluña y al efecto negativo que pueden tener sobre las ventas de cava catalán en el resto de España. Pero no es de recibo que pretendan que otros paguen los platos rotos reclamando que se frene por decreto el potencial de crecimiento de otras zonas competidoras que han encontrado en este vino espumoso un asidero importante para el desarrollo de sus zonas rurales. Nos parece muy egoísta que se quiera perjudicar a otras zonas porque las ventas de cava catalán estén estancadas. Esa pretensión ni es justa ni se corresponde con la realidad del mercado”

Cristóbal Aguado reclama al Ministerio de Agricultura “que no ceda ante tales pretensiones” y a la Conselleria de Agricultura “que asuma sin fisuras ni vacilaciones la defensa del cava valenciano y de sus productores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here