La cosa parecía estar más tranquila después de las gestiones llevadas a cabo desde Unión de Campesinos de Segovia-UCCL, en coordinación permanente con los ganaderos afectados, durante el primer trimestre del pasado año, cuando tras una temporada de aterrizajes continuos en fincas particulares, y vuelos de rasante por los prados, provocando estrés y estampidas en los animales, se decidió solicitar una reunión con la subdelegada del gobierno para tratar este asunto. Sin embargo, el peligro sigue llegando del cielo con dos nuevos aterrizajes de globos en explotaciones de Segovia.

Se llegaron a tener hasta cuatro reuniones, tanto con la propia subdelegada como con las empresas que gestionan los vuelos y responsables de la guardia civil. La actitud de estas empresas era en un principio de absoluta prepotencia, llegando a exigir a los ganaderos que les abrieran las puertas de su propia finca para poder sacar el globo, después de haber aterrizado en ellas sin permiso ninguno, y provocando además graves inconvenientes y daños en el ganado y en la infraestructura finca debido a la estampida.

Dos nuevos aterrizajes en una finca privada que provocan la estampida del ganado

Después de todas estas gestiones, parece que parece al fin reinaba de nuevo la cordura, cosa bien fácil por otro lado, pues desde Unión de Campesinos de Segovia en ningún momento se opusieron a la realización de la actividad.

“Simplemente se exigió que excluyeran de los planes de vuelo las zonas de prado con ganadería extensiva, cosa que se ha cumplido durante un tiempo, a la vez que la actividad turística se ha realizado sin problemas a gusto de todas las partes. El principio es bien sencillo y el tiempo nos ha dado la razón: existe cielo suficiente para que las empresas puedan realizar la actividad a plena satisfacción del cliente, sin causar inconvenientes y daños en una actividad económica que se desarrolla en el suelo, como es la actividad ganadera”.

Sin embargo, durante el fin de semana del 8 al 10 de febrero, se han producido al menos dos nuevos aterrizajes de globos aerostáticos en los términos municipales de Brieva y Santo Domingo de Pirón. El patrón de lo sucedido ha sido similar a los hechos que se produjeron meses atrás: vuelos bajos previos al aterrizaje que provocan la estampida del ganado; aterrizaje sin permiso en una finca privada; y actitud intolerable de los tripulantes y personal de la empresa que vino a recoger los globos, exigiendo incluso a los ganaderos, con actitud desafiante, que le abrieran la puerta de su propia finca para sacar la nave, tras haber aterrizado en ella sin permiso. Tal es así, que uno de los ganaderos afectados avisó a la guardia civil, y ha interpuesto una denuncia contra la empresa (una más, pues se llevan produciendo denuncias desde 2014).

Desde Unión de Campesinos de Segovia-UCCL “denunciamos enérgicamente este nuevo atropello, apoyaremos en todo momento a los ganaderos afectados y lo pondremos en conocimiento de la subdelegada del gobierno, no descartando tomar cualquier otro tipo de medidas en el caso de que estos hechos vuelvan a repetirse”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here