Dcoop, la mayor cooperativa de producción de aceite de España y que se encuentra en el ojo del huracán de la polémica desde hace tiempo, ha asegurado que, si algún colectivo lo propone, estaría dispuesta a apoyar la prohibición de importar aceite de oliva de terceros países para su refinado y comercialización si se extiende a todas las empresas del sector.

No obstante, el presidente de la compañía, Antonio Luque, ha defendido en declaraciones a Efeagro que si se permite importar a otras empresas, no quieren estar en una “situación desfavorable” por el único hecho de ser una cooperativa. “Queremos ser como cualquier otra empresa”, ha matizado.

El presidente de la compañía andaluza ha negado que haya sido sancionada por Aduanas -tal y como han publicado diferentes medios de comunicación y detonante del huracán de críticas hacia ella- y asegura que se trata de una “regularización” por la no aplicación de una exención a Qorteba Internacional -empresa de la que poseen el 50%- , como consecuencia de un problema de plazos.

Dcoop intensificó sus acuerdos con la compañía Pompeian -de la que adquirió más participaciones en 2017 hasta hacerse con el 50%-, y acordó que se encargarían de los trabajos que hasta ese momento les hacía un tercero para importar aceite de oliva, refinarlo y almacenarlo en España para venderlo después en Estados Unidos.

Para importar aceite extracomunitario es necesario el pago de un arancel salvo que se demuestre que se exporta posteriormente ese mismo producto fuera de la Unión Europea en un plazo determinado.

Desde la Agencia Tributaria entienden que existen cantidades de aceite de oliva importado en 2015 a través de Qorteba Internacional -empresa de la que Dcoop tiene el 50%- a las que no se les puede eximir del pago del impuesto y les han requerido una cantidad en concepto de “derechos de importación e impuestos indirectos”.

El motivo por el cual esas cantidades no pueden acogerse a la exención es haber incumplido alguno de los plazos que exige la Hacienda Pública.

Según el documento al que ha tenido acceso Efeagro, “la cuota resulta de las diferencias entre la declaración y la liquidación provisional realizada”.

La otra polémica que le deja en el ojo del huracán: Asegura vende el litro de aceite virgen extra por un precio entre 8 y 9 dólares

El importe reclamado ya fue abonado en 2016 por la compañía de Antequera -repercutido a Pompeian- aunque recurrieron ante el Tribunal Económico Administrativo Central, que aún no se ha pronunciado al respecto; si finalmente ganan el recurso, la cantidad que les devolvería Hacienda retornaría a su filial.

Desde Dcoop aseguran que desde 2014 han pedido exenciones por valor de más de 20 millones de euros y que, de ese montante, ha habido un problema administrativo por un importe de 3 millones de euros ocasionado por una cuestión de plazos.

Respecto a las voces anónimas dentro del sector que acusan a Dcoop de “tirar precios” en EEUU, otras de las polémicas que le han puesto en el centro del huracán mediático, Luque ha recordado que están vendiendo el litro de aceite virgen extra por un precio entre 8 y 9 dólares y ha considerado que si otras compañías no ganan dinero vendiendo a esos precios es por “una estructura de costes altos”.

“Prácticamente no vendíamos nada en Estados Unidos y a partir del acuerdo con Pompeian hemos pasado a vender 30.000 toneladas al año. Gracias a esto, por primera vez España vende más aceite que Italia en este país”, ha explicado Antonio Luque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here