Si ya va a ser bastante difícil lograr una fórmula para cubrir el déficit presupuestario que dejará el Brexit y su impacto en la PAC, la Conferencia organizada por el Ministerio sobre la Política Agrícola Común ha dejado patente que a este problema se le debe sumar la división de los países europeos sobre no sólo como afrontar el agujero de la marcha británica, sino sobre en qué gastar el dinero que habrá. Y ya hay las primeras voces que prefieren destinar este dinero a otras partidas ajenas a la agricultura y en concreto a los fondos de la PAC.

Así, los representantes de Holanda, Francia y Portugal, con el comisario europeo Phil Hogan, y la ministra Isabel García Tejerina de testigos, han mostrado sus discrepancias acerca de los presupuestos de la Política Agrícola Común (PAC) después de 2020 y sobre el grado en que deben reformarse las ayudas a los productores.

La directora general de Desarrollo Económico, Ambiental y Empresas del Ministerio de Agricultura francés, Catherine Geslain-Lanéelle, ha declarado a Efeagro que frente al desafío del Brexit, “Europa debe ser más fuerte y no debilitarse” y en este contexto es básico conservar los “recursos necesarios” para la PAC.

Francia defiende el mantenimiento de la PAC pero pide que España aporte más dinero

Ha recordado que cada vez que empieza el debate sobre una reforma agrícola surge el interrogante sobre su presupuesto, pero Francia defiende que la PAC “es la primera política” para garantizar el mantenimiento del territorio y la lucha contra el cambio climático.

“Esperamos que España y muchos países más apoyen un presupuesto suficiente para la PAC que permita atender sus objetivos”, entre los que Geslain-Lanéelle ha citado el fomento de la competitividad y de la capacidad de las explotaciones para afrontar los riesgos climáticos y sanitarios. Ha abogado por mantener los pagos actuales por hectárea -desacoplado de la producción-.

Ha detallado que Francia planteará una nueva “herramienta”, para incentivar a la constitución de un “fondo preventivo de ahorro”, que se nutriría de dotaciones cuando la situación económica fuera bien y que se gastaría, cuando hubiera crisis, en apoyos o “precios de seguridad” para los productores.

Holanda pide ser “realistas” marca otras prioridades y cree que se debe poner fin a las ayudas agrícolas

El director de Economía Agraria de la Secretaría General de Agricultura de Holanda, Jan G.Sevenster, ha declarado a Efeagro que hay que ser realistas, porque es previsible que el Brexit deje “un gran agujero” presupuestario, existen “otras prioridades” dentro de la UE, como la migración.

“El presupuesto agrícola bajará probablemente según nuestras expectativas”, según el representante de Holanda. “Hay otras prioridades y no creemos que Holanda deba pagar más (a la UE)”, ha añadido.

Sevenster ha afirmado que en el ámbito agrario es “buena idea no depender de la ayudas, porque una empresa en buena situación debería ser solvente por ella misma y obtener una renta digna en el mercado (…) estamos subvencionando a agricultores aunque tengan buenos ingresos y eso los contribuyentes europeos no lo entienden”.

Por ello, Holanda defenderá una reforma “ambiciosa”, para primar a quienes ofrezcan un “servicio a la sociedad”, “reforzar” los seguros contra la volatilidad de precios o incentivos para que el productor perciba buenas remuneraciones.

Asimismo, abogará por dar más “responsabilidad” o subsidiariedad a los países en la gestión de la PAC.

Portugal es consciente de que puede haber un problema pero pide mantener los pagos básicos

El director general de Planificación y Políticas del Ministerio de Agricultura de Portugal, Eduardo Albano Duque Correia Diniz ha destacado como prioridades la “sostenibilidad” para el agricultor, la lucha contra el cambio climático, el desarrollo rural, la incorporación de jóvenes y la mejora de la cadena alimentaria,

Preguntado por el futuro presupuesto de la PAC, ha señalado que es consciente de que puede haber un problema y que su país estará a la expectativa de las discusiones, si bien Portugal “entiende que la PAC es una política importante”.

Asimismo, ha pedido que la reforma no suponga una “ruptura” para el agricultor, sino una modernización y simplificación de las políticas, que se mantengan los pagos “básicos” y una regulación comunitaria sobre la cadena alimentaria.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here