La Unión de Extremadura ha denunciado que Agroseguro se niega a indemnizar a los productores de tomate 2,24 millones de € por los daños producidos por los golpes de calor. la organización agraria señala que, debido a los dos golpes de calor que han sufrido las Vegas del Guadiana y del Tajo en esta campaña, hay una parte importante de tomates para industria de las variedades más temprana que han sufrido la llamada podredumbre apical del tomate (tomates culones).

Esta situación es debida al estrés que sufre la planta por estos golpes de calor y hay que recordar que los días 12 y 13 de julio se alcanzaron temperaturas de 44 grados en las vegas del Guadiana y del Tajo. Al sufrir este estrés, la planta es incapaz de llevar la savia a los extremos de las misma que suelen ser los ápices de los tomates, al no ser regados por la savia, estos tomates sufren una carencia y se pudren por el ápice, necrosándose posteriormente.

Denuncian que los técnicos de Agroseguro amenazan con retirar estas cantidades en futuros daños indemnizables

La Unión de Extremadura ha calculado un porcentaje de daños de hasta el 60% de la producción en muchas plantaciones debido a esta inclemencia climatológica, por lo que los agricultores han comenzado a dar parte a Agroseguro para su tasación y posteriormente indemnización.

Sin embargo, la sorpresa ha venido cuando los técnicos de Agroseguro han ido a tasar, pero no con el ánimo de indemnizar, sino que tienen instrucciones de informar a los agricultores que estos daños son una fisiopatía no indemnizable. De hecho, el motivo de las tasaciones es para retirar estas cantidades en futuros daños indemnizables por si ocurriese otro siniestro. Con esta amenaza han conseguido que los agricultores dejen de presentar partes de daños.

Según señala la organización, “parece ser que unas temperaturas de 44 grados no forman parte de lo enunciado en el punto “D) Resto de Adversidades Climáticas” de las normas de contratación, por lo que hay agricultores que se preguntan  ¿hasta qué grado tiene que subir las temperaturas para que Agroseguro entienda que ha ocurrido un  golpe de calor?”

Por todo esto, la Unión de Extremadura exige a las Administraciones regionales y estatales “que obliguen al monopolio llamado Agrosegur, a que indemnice a los afectados por esta inclemencia climatológica producida por los golpes de calor. Por los datos parciales que disponemos, ya que como hemos informado los agricultores, antes las amenazas han dejado de presentar partes, hay una pérdida de alrededor de 32.000 toneladas con un valor de 2,24 millones de € que Agroseguro se quiere ahorrar”

1 Comentario

  1. El monopolio Agroseguro lo tiene fácil, no se permite a otra, así que cubre lo que quiere, interpreta sus contratos como quiere y sin competencia porque el gobierno solo subvenciona el seguro de esa compañía el productor tiene que tragar porque no le dejan irse a otra. Y encima asustando al asegurado para que no denuncie daños.

    Desde la Administracion se sabotea que haya oferta de otras aseguradoras en seguros agrarios. Si el monopolio de Agroseguro perdiera el privilegio del monopolio, no podría maltratar así a sus clientes.

    Un chiringuito enorme e inútil, sostenido por los políticos con nuestro dinero. Qué habrá detrás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here