La Organización de Productores de Leche (OPL) ha denunciado que desde la industria láctea se quiere hacer creer que en España sobra leche, porque se consume menos, excusa que utilizan para no subir el precio.

Desde el colectivo explican que España recurre a comprar derivados lácteos a otros países. Como ejemplo citan a Central Lechera Asturiana, quien parece que está importando mantequilla, en concreto Bélgica, “cuando precisamente, dicen, estos días veíamos desde la INLAC un comunicado en el que anuncian que pretenden recuperar el consumo de leche y lácteos en la merienda”.

Recuerdan a INLAC que “está bien promocionar el consumo de leche, pero también hay que presionar para que la industria haga bien su trabajo”

Critican que la INLAC defiende la idea de la industria láctea de que bajó el consumo de la leche, en vez de presionar a las empresas para que inviertan más en transformación en otros derivados y así dar a la leche un mayor valor añadido, como se hace en otros países.

“No podemos estar dependiendo solamente de envasar leche líquida en este país, mientras tenemos que seguir importando derivados lácteos de otros países. Derivados como la mantequilla, que a día de hoy y en el ultimo año ha subido su precio más del 90%, pudiendo transformarla en España, dándole un mayor valor a nuestra producción de leche”. Desde la OPL cuestionan que “¿si sobra leche como dicen, por qué nos vemos obligados a importar?”.

Recuerdan, a su vez, que la INLAC es una institución que financian todos los ganaderos productores de leche y que su presidente es directivo también de Central Lechera Asturiana. “Está muy bien promocionar el consumo de leche, pero también hay que presionar para que la industria láctea haga bien su trabajo y sea más competitiva a la hora de transformar, dando así mayor valor al producto, ya que a los ganaderos, después de invertir mucho en ser más competitivos produciendo y de producir con mayor calidad, esto no les sirve de nada, pues no ven recompensado por la industria ni su trabajo, ni su esfuerzo, ni sus inversiones, porque el precio de la leche que se les paga sigue siendo una miseria y no representa lo que actualmente les cuesta producir”.

Además, añaden que “no podemos estar siempre dependiendo de ayudas, necesitamos una estabilidad de precios y que a los ganaderos se nos pague lo que verdaderamente cuesta producir. El trabajo de darle más valor a lo que el ganadero produce está en que tengamos una industria competitiva, cosa que en España ni sucede, ni se pretende, mientras que en otros países la leche va subiendo desde principios de año y aquí no se mueven apenas los precios, bajando incluso en algún mes”.

Finalmente, denuncian que “la industria en España está ganando mucho y enriqueciéndose a costa de los ganaderos, con quien no reparte los beneficios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here