Detenidos 22 miembros de una banda que llegó a robar ¡100 toneladas de limones! en fincas de Murcia

0
192

La Guardia Civil ha detenido una banda delictiva integrada por 22 personas, 20 rumanos y dos españoles, que están acusadas de la comisión del robo de más de 100.000 kilos de limones de fincas de la comarca del Valle del Guadalentín, de los que han sido recuperados 4.000 kilos.

Los robos esclarecidos son 33 y se habían cometido en fincas de Lorca, Águilas, Puerto Lumbreras, Alhama, Librilla y Totana, además de en el municipio alicantino de Cox, ha informado hoy la Guardia Civil, que da por cerrada la operación “Lemon Free”, que inició en junio.

El incremento de denuncias de robos de cítricos en la comarca del Valle del Guadalentín llevó a la Guardia Civil a iniciar las investigaciones, que llevaron a los agentes del equipo ROCA contra los robos en el campo a constatar la existencia de una banda que se desplazaba de Almería a Murcia para delinquir después estudiar las fincas en las que iban a cometer los robos.

Seleccionaban uno o varios objetivos, estudiaban los accesos y vías de escape, el horario de trabajo de los empleados y después alquilaban vehículos de transporte, sustraían los limones y regresaban a su cuartel general en la localidad almeriense, donde los cítricos se vendían al público.

Los detenidos españoles regentaban locales de venta de fruta donde se producía la receptación de lo robado

En sus desplazamientos con el material robado usaban “vehículos lanzadera” para detectar posibles controles policiales y poder eludirlos.

DETENIDOS ROBO 100 TONELADAS LIMONES 2La Guardia Civil en uno de los seguimientos localizó la caravana móvil de la banda en dirección a una finca de Cox, donde fueron detenidas cuatro personas y poco después en Lorca fue detectada una nueva actuación del grupo, en la que fueron interceptados tres vehículos más con tres toneladas de limones robados, que terminó con el arresto de los otros seis presuntos ladrones.

Los arrestados tienen edades comprendidas entre los 18 y los 52 años, son residentes en Roquetas de Mar (Almería), algunos de ellos tienen antecedentes policiales y uno estaba reclamado por la justicia rumana con un expediente de extradición en vigor.

Los dos detenidos españoles regentaban sendos locales de venta de fruta donde se producía la receptación de los limones robados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here