La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, mantiene 149 explotaciones sujetas a medidas de inmovilización y seguimiento por brucelosis, y en 12 ya se ha confirmado la enfermedad y procedido al sacrificio de los animales, salvo en una para la que esa medida está en tramitación. En el total de estas doce explotaciones se sacrificarán 1.013 animales.

Las explotaciones cuyo ganado se encuentra inmovilizado pertenecen a los Ayuntamientos de Los Tojos, Ruente, Cabuerniga y la Hermandad de Campoo de Suso.

A fecha de hoy, según ha precisado el consejero Jesús Oria, hay 19 explotaciones en los que ha aparecido alguna res afectada de brucelosis, localizadas en los municipios de Cabuérniga, Los Tojos, Hermandad de Campoo de Suso y Valdeolea.

El Gobierno regional insiste en que “en los rebaños confirmados, la única opción es el vaciado sanitario de la explotación”

En 12 de estas explotaciones se ha aislado la bacteria y, en consecuencia, se ha confirmado la enfermedad y se ha procedido a la realización de vacío sanitario en todas ellas, salvo en una en la que esta medida está en tramitación. En el total de estas doce explotaciones se sacrificarán 1.013 animales.

Así lo ha señalado Oria, en conferencia de prensa, recordado que durante la campaña de saneamiento ganadero contra la brucelosis y tuberculosis bovina, el pasado mes de diciembre se detectaron varios animales infectados por brucelosis en los pastos de la Mancomunidad Campoo-Cabuerniga.

Como consecuencia de ello, la Dirección General de Ganadería cerró esos pastos comunales, restringió el movimiento de los animales pertenecientes a las ganaderías que había acudido a ellos y realizó pruebas de investigación en las explotaciones relacionadas con el foco.

El consejero ha subrayado que las medidas aplicadas por la Consejería están dictadas por el Programa Nacional, en el que se indica que “en los rebaños confirmados, la única opción es el vaciado sanitario de la explotación” por lo que basta que haya un solo animal infectado, para que haya que proceder al “sacrificio de todo el rebaño”.

No obstante, el consejero ha informado de que este lunes la Consejería ha acudido al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para plantear una alternativa a la “crudeza” que supone sacrificar todos los animales de una explotación, que pasaría por sacrificar las reses contagiadas y aislar el resto para someterlas a chequeos sucesivos.

“La respuesta no ha sido la deseada”, ha lamentado el consejero, apuntando que el Ministerio considera que cualquier cambio en el programa nacional debe ser discutido y consensuado con el resto de Comunidades Autónomas para ser posteriormente aprobado por la Unión Europea.

Se procederá al “pago inmediato” de las indemnizaciones, que según el baremo actual es de 500 euros por animal sacrificado de media

Según Oria, se trata de un proceso “largo y complicado”, entre otras cosas porque Cantabria parte de una “situación epidemiológica desfavorable” en relación con el resto de CCAA, que están “indemnes” de brucelosis, mientras que Cantabria no, aunque ha bajado la prevalencia, pasando de un 4,8 por ciento en 2001, a un 0,08 % en 2015.

“Si no hemos conseguido aún librarnos de la enfermedad, su incidencia es escasa”, ha destacado Oria, quien ha hecho hincapié en que, no obstante, la situación actual no le resulta “indiferente”.

Oria ha apuntado, también, que  la Consejería se reunió con los ganaderos afectados para comunicarles la respuesta del Ministerio y para expresarles el compromiso del Gobierno de que se debe proceder al “pago inmediato” de las indemnizaciones, que según el baremo actual tienen un importe medio de 500 euros por animal sacrificado.

Por último, el consejero ha mandado un mensaje a los ganaderos para recordarles que evitar la propagación de la enfermedad “es vital la notificación inmediata de cualquier episodio sospechoso de aborto en un animal, a fin de poder hacer una investigación inmediata del rebaño”.

5 Comentarios

  1. 500 euros por vaca es una miseria, comprar una vaca cuesta como mínimo el doble, arruinan explotaciones ganaderas y les importa un bledo. ¿hasta cuando vamos aguantar a estos gobernantes que se nos rían a la cara?.

  2. Sería mucho más fácil sacrificar a Oria, a la directora de ganadería y al gran mentor de estas masacres….el gran Francisco…jefe de servicio por antonomasia….
    Pocos cojones tenemos los ganaderos para que nos den este tratamiento vejatorio…

  3. No se les ocurre tomar medidas con los animales salvajes para evitar que contagien a los domesticos?. Todas las zonas infectadas son zonas de montaña donde comparten pastos. No sirve matar cabañas si al reponer volvemos al punto de partida. Otra opcion seria vacunar para evitar esto, pero parece que no hay mucha intencio de erradicar la enfermedad, porque estamos siempre igual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here