Dos guardias civiles, agentes de los equipos Roca de Alcañiz, y un vecino han muerto este jueves 14 en un tiroteo en una finca situada entre las localidades turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra.

Según han informado fuentes a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno, los hechos estarían relacionados con el dispositivo de búsqueda de un individuo que el pasado 5 de diciembre protagonizó un tiroteo en otra masía en Albalate del Arzobispo. La investigación continúa abierta y desde Barcelona se desplazan equipos de visión nocturna para apoyar la búsqueda del sospechoso.

Los dos guardias civiles fallecidos son agentes de los equipos Roca de la Guardia Civil, dedicados específicamente a seguridad en el medio rural y a evitar robos en explotaciones agropecuarias.

Respecto al otro fallecido en el tiroteo, las primeras informaciones apuntan a que podría tratarse de un vecino de la zona, y que el autor de los disparos habría podido salir huyendo. Según informa Efe, el sospechoso ha huido del lugar de los hechos en un vehículo tipo «pick up» de color verde.

Una de las hipótesis que se manejan es que este tiroteo pudiera estar relacionado con otro que se produjo hace escasos días, el 5 de noviembre, también en Albalate del Arzobispo, en el que resultaron heridos de gravedad dos vecinos. Dispararon contra ellos cuando trataron de entrar a la casa rural de su finca, momento en el que fueron tiroteados por un individuo que se dio a la fuga y que, según la descripción facilitada entonces, era un hombre alto, corpulento y vestido de camuflaje.

Desde entonces se ha mantenido un amplio despliegue de la Guardia Civil en al zona para localizar y arrestar al autor de aquel tiroteo.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y el subdelegado en Teruel, José María Valero, se han desplazado al lugar tras conocerse los hechos, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here