El Brexit aislará más a España a la hora de defender los intereses de sus agricultores sobre protección fitosanitaria dentro de la Unión Europea (UE), ya que el Reino Unido ha sido un aliado habitual en este ámbito de los fitosanitarios, según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio, Valentín Almansa, ha manifestado, durante la asamblea de la patronal de fitosanitarios, Aepla, que España está “muy sola” a la hora de defender en Bruselas sus posiciones.

Almansa se ha referido tanto a demandas específicas para la utilización de esos productos en la agricultura como a medidas de protección en frontera, por ejemplo frente a plagas de los cítricos.

En relación al Brexit, ha señalado que su impacto será negativo en materia fitosanitaria, porque los británicos “han sido un aliado habitual” en los comités (de expertos de los Gobiernos), por compartir posiciones similares a las españolas: “Nos quedaremos con uno menos”.

La tardanza en el resgistro de nuevos productos, el gran caballo de batalla de la Aepla


Almansa ha debatido con los representantes de las empresas sobre el registro de nuevos productos fitosanitarios, ya que desde Aepla apuntan que se demoran mucho las autorizaciones.

El representante del Ministerio ha defendido que España ha avanzado mucho en esta tramitación de fitosanitarios y que los tiempos cambian, “las cosas evolucionan”, se debe asumir el uso “excesivo” de químicos y que la sociedad “no tiene los criterios de hace 20 años”.

Además, dentro de la UE, la controversia del herbicida glifosato ha provocado que haya “mucha sensibilidad”, pese a que existen informes científicos que acreditan que es seguro, lo que afectará a la falta de respaldo de las instituciones comunitarias a otros productos, para evitar críticas de los ecologistas, por ejemplo.

Por otra parte, el Gobierno está pendiente de una sentencia del Tribunal de Justicia de Luxemburgo de la UE sobre un litigio entre dos empresas que operan en España, y que podría afectar a prórrogas o a expedientes pendientes de las industrias, pero poco al agricultor, según Almansa.

España tiene registrados 2.238 productos fitosanitarios y, desde la entrada en vigor de la directiva de 2012 sobre este sector ha dictado 2.294 resoluciones (1.481 favorables y 813 cancelaciones), según Almansa.

Actualmente hay unos 250 productos en proceso de evaluación, según Almansa.

El director general de Aepla, Carlos Palomar, ha manifestado que hay “diferencias claras” entre unos países y otros de la UE respecto a los permisos de fitosanitarios.

Según Palomar, la demora en el acceso al mercado de nuevas sustancias activas -que se emplean como pesticidas- afecta a herramientas de gestión de plagas “más modernas y selectivas” a disposición de los agricultores.

(Fotos: Aepla)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here