Ginés Mena / Efeagro

El sector oleícola mantiene la atonía de las últimas semanas, con nuevos descensos de las cotizaciones en origen -los vírgenes extra cada vez están más lejos de la barrera de las tres euros por kilo– y escasas transacciones de graneles.

En el lado positivo, los últimos datos de salidas al mercado, a 30 de abril, muestran que las ventas marchan a buen ritmo, gracias sobre todo a las exportaciones, aunque no cesa la preocupación de los oleicultores por la presión que están ejerciendo los “bajistas”.

Los vírgenes extra se empìezan a comprar desde 2,58 euros/kg; vírgenes desde 2,22 euros y lampantes, a partir de 2,17

¿Pueden haber tocado ya fondo las cotizaciones del aceite de oliva en origen? Analistas del sector primario creen -o al menos lo desean- que así sea, aunque las mejores expectativas para el olivar después de las últimas lluvias y la presión de envasadores y distribución comercial dejan abiertas muchas incógnitas.

El observatorio de precios de la patronal de almazaras industriales Infaoliva explica que los agentes comerciales colegiados salían, este viernes 18, a comprar vírgenes extra desde 2,58 euros/kg; vírgenes desde 2,22 euros y lampantes, a partir de 2,17.

El Sistema de Información de Precios (POOLred) recoge 48 operaciones de compraventa entre almazaras y comercializadoras, del 12 al 18 de mayo, por 2.964 toneladas a un precio medio de 2,40 euros por kilo de media, aunque con oscilaciones entre los exiguos 2,18 euros/kg de los lampantes y los 2,67 de los vírgenes extra, pasando por los 2,24 euros por kilo para los vírgenes.

De acuerdo con el seguimiento de mercado que realizan los expertos de Asaja-Jaén, “el precio del aceite volvió a bajar la última semana; en esta ocasión, una media de 35 céntimos por kilo”.

“Frente a esta bajada de los precios, el mercado estuvo, una vez más, prácticamente paralizado, con muy pocas operaciones registradas”, según la organización agraria.

El instituto Ismea detalla cotizaciones de 4,05 euros por kilo para el virgen extra en Italia en el período comprendido entre el 7 al 13 de mayo, un 31,6 % menos que hace un año.

“esperamos que el precio del aceite de oliva virgen haya tocado fondo porque tenemos un AOVE de calidad que no se puede vender a precios irrisorios”

En Grecia, esta categoría oscila entre 2,90 y 3,23 euros por kilo, un 25 % menos en tasa interanual, mientras que en Túnez van de 3,43 a 3,72 euros/kg (biológicos), un 17-19 % menos.

El presidente de la Cooperativa El Progreso de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), Jesús Julián Casanova, confía en que cambie la tendencia del mercado del aceite de oliva virgen extra, con precios a la baja ahora, y se invierta esta dinámica: se animen las ventas a mejores cotizaciones por parte de los envasadores y compradores.

Para Casanova, “el precio del aceite de oliva virgen ha tocado fondo”: “Esperamos que el mercado se anime, porque las cooperativas tenemos un AOVE de excelente calidad en nuestros depósitos que no podemos vender a precios irrisorios si queremos que sea rentable para nuestros agricultores”.

Según los datos de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) que manejan las organizaciones agrarias, almazaras y cooperativas, la producción acumulada durante los siete primeros meses de campaña -desde octubre de 2017 hasta finales de abril- rondan 1.246.000 toneladas, una cifra casi definitiva.

Se estima que las salidas al mercado alcanzarían en abril las 112.000 toneladas, un cálculo realizado con la estimación de unas importaciones de 15.000 toneladas para ese mes, aunque el dato definitivo no se conocerá hasta las próximas semanas.

El sector baraja que, de estas cifras vendidas durante abril -sólo las almazaras computan 91.100 toneladas-, unas 73.000 corresponderían a exportación y 39.000, al mercado interno.

Las existencias totales a final de abril suman 912.000 toneladas, tras disminuir 82.000 toneladas respecto al mes anterior.

De estas disponibilidades, 21.300 toneladas se guardan en el Patrimonio Comunal Olivarero; 215.600 toneladas, en los envasadores; y las almazaras albergan en sus almacenes otras 675.000 toneladas.

Con este comportamiento durante el mes de abril, los analistas del sector aventuran que la actual campaña de comercialización 2017-2018 concluirá con una producción de 1.250.000 toneladas; importaciones de 12.000 toneladas al mes; y salidas mensuales de 112.500 (75.000 a mercado exterior y 40.000 al interior).

De esta forma, quedarían a final de campaña unas existencias de 345.000 toneladas, de acuerdo con las mismas fuentes.

De la actualidad sectorial, destaca el acuerdo de colaboración rubricado entre Aceites de Oliva de España e Iberia para la promoción de “los aromas y sabores de España” en los destinos la compañía aérea, especialmente en EEUU y Asia, dos áreas geográficas donde más crece el consumo.

Se trata de una iniciativa más de aquellas organizadas por la Interprofesional para contribuir a la apertura y consolidación de nuevos mercados exteriores, sobre todo en destinos emergentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here