El acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá, el llamado CETA, podría dejar de aplicarse en toda la UE si Italia cumple su amenaza de no ratificarlo porque, a juicio de Roma, no protege suficientes denominaciones de origen e indicaciones geográficas de productos italianos.

“Si no se ratifica, el tratado no se aplica”, respondió en rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión Europea (CE), Margaritis Schinas, preguntado por las declaraciones del ministro italiano de Agricultura, Marco Centinaio, quien la semana pasada dijo que su país no ratificará el tratado porque considera que no protege sus productos.

El CETA, aprobado en octubre de 2016 por los Veintiocho tras algunas tensiones en el seno de la UE, y en particular en la región belga de Valonia, ya ha sido ratificado en 10 de los 28 Estados miembros y se aplica de manera provisional al 95% desde que fue ratificado por el Parlamento Europeo en enero de 2017.

Corresponde ahora a cada país de la UE ratificar el tratado nivel nacional, en función de sus propios procedimientos internos.

Se da la pardoja de que Italia es el Estado con mayor número de empresas exportadoras a Canadá

El tratadoentre la UE y Canadá, que elimina en torno al 98% de las tarifas arancelarias entre la UE y Canadá, protege 143 denominaciones de origen e indicaciones geográficas, de las que 41 corresponden a productos italianos, como el jamón “prosciutto” de Parma, la mortadela de Bolonia o el aceite balsámico de Módena.

Es decir, el 27,8% del total de los productos listados en el acuerdo, que protege, por ejemplo, 28 denominaciones de origen españolas, como 15 aceites de oliva, azafrán de la Mancha, quesos Manchego y de Mahón, turrones de Alicante y de Jijona, embutido de Guijuelo y jamones de Huelva y Teruel, también el salchichón y la llonganissa de Vic. Antes del acuerdo no había ninguna denominación de origen europea protegida en Canadá.

Nunca un Estado miembro de la UE se ha negado de manera definitiva a ratificar un tratado internacional y, en caso de hacerlo de manera “permanente y definitiva”, tendría que notificárselo al Consejo de la UE, que representa a los países.

Los acuerdos de libre comercio de la UE, en principio, dejan un margen de maniobra para evoluciones futuras. Pero una modificación tendría que ser aceptada por los 28 Estados miembros y por Canadá, recordaron fuentes europeas.

Según datos de la Comisión Europea, Italia es el Estado con mayor número de empresas exportadoras a Canadá, 13.147 compañías, seguida de Reino Unido (10.570 empresas), Alemania (10.460) y Francia (9.732), al tiempo que beneficia a 5.449 empresas españolas que exportan a Canadá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here