Desde la semana pasada UPA Huelva viene denunciando la diferencia entre los precios en origen del arándano frente al precio en el punto de venta. Esto está provocando que el precio del arándano en origen se desploma y los productores y productoras dejan de recolectar porque ya no cubren los costes de producción.

Actualmente el precio para el agricultor está aproximadamente en 4€/Kg en arándano, mientras que en el punto de venta al consumidor el precio se sitúa en torno a los 19 a 21 €/kg. Esto supone un incremento de hasta un 425% por Kg para el consumidor final  respecto a los cobra el agricultor.

Para hacer una explicación clara y gráfica de la situación y teniendo en cuenta que la tarrina de 250 gramos tiene un precio de venta de unos 5€ de media, por cada 4 tarrinas vendidas, 3 las cobran los  intermediarios y 1 el agricultor. Por eso, desde UPA Huelva ha hecho pública una nota en la que deja claro que “afirman con rotundidad que no sobran arándanos, sobran especuladores”.

Según señala la organización agarria, “el resultado es desgraciadamente claro, nuestros productores y productoras no cubren costes y la recolección se para, lo cual es un auténtico desastre para su patrimonio y para todas las ilusiones puestas al inicio de la campaña. Mientras tanto, el arándano que quede en las grandes superficies lo seguirán pagando los consumidores y consumidoras a precio gourmet”.

Por eso, desde UPA Huelva, que insiste en que esta situación provoca que se deje der ecolectar el arándano, ha instando a las administraciones competentes a que, “por encima de los apoyos institucionales al sector o las campañas de promoción, tomen medidas legislativas concretas destinadas a proteger a los eslabones más débiles de la cadena frente a este tipo de abusos. En caso contrario la supervivencia del sector será cada vez más difícil y el relevo generacional prácticamente imposible”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here