La volatilidad de los precios de la leche sigue preocupando a los países de la Unión Europea (UE) pese a la recuperación de los últimos meses, aunque no al comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, que aseguró que “no entiende” por qué los ganaderos lácteo se siguen manifestando. Pese a sus palabras, cerca de un centenar de ganaderos protestaron para pedir nuevas medidas de ayuda al sector este lunes en Bruselas.

El asunto se trató en un Consejo de ministros europeos de Agricultura, donde se debatió la situación de los mercados agrícolas y la puesta en marcha de las medidas de apoyo acordadas en el último año.

La CE será “prudente” a la hora de permitir la entrada en el mercado la leche en polvo que retiró

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, recordó en una rueda de prensa al término de la reunión que el precio de la leche en la UE ha aumentado de media un 25% desde el pasado agosto, incremento que en algunos países alcanza el 50%, y añadió que no entiende que, en ese contexto, los ganaderos sigan protestando.

“Soy consciente de la fragilidad del mercado. Lo seguiremos controlando”, aseguró el comisario, quien además indicó que la Comisión Europea será “prudente” a la hora de permitir la entrada en el mercado de las miles de toneladas de leche en polvo que fueron retiradas hace meses para tratar de estabilizar los precios.

Por su parte, el ministro de Agricultura de Malta, Roderick Galdes, cuyo país preside el Consejo de la Unión este semestre, reconoció que “la situación sigue siendo volátil” y que “todavía no se ha resuelto” pese a la “ligera mejora” de los últimos meses.

Por ello, aseguró, la evolución del sector lácteo y el seguimiento del mercado seguirán en la agenda de la presidencia maltesa de los próximos meses.

“Los países valoraron la tendencia positiva, pero indicaron que que persiste la volatilidad y consideraron que hay que seguir vigilando y estar preparados para actuar si fuera necesario”, indicaron por su parte a Efe fuentes europeas.

La mayoría de las delegaciones se mostró a favor además de que el llamado “paquete lácteo”, que se puso en marcha en 2012 tras la crisis de 2009 para reforzar la posición de los productores, siga adelante más allá de 2020.

La delegación española dijo al respecto que el almacenamiento privado de leche en polvo ha liberado algo la presión, pero consideró que es pronto para hacer una evaluación completa y pidió a la CE que siga controlando también la situación en los mercados de carne porcina y especialmente de las frutas y verduras.

Hogan tampocvo quiere hacer un estudio sobre las consecuencias del TTIP como han pedido España y Francia

Por otra parte, el Consejo habló este lunes del impacto sobre el sector agrícola europeo de los acuerdos comerciales que Bruselas negocia con terceros países, como con Estados Unidos (TTIP) o el Mercosur.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, dijo el pasado lunes que España pediría a Bruselas que avance en el análisis del impacto que tendrán los acuerdos comerciales porque el estudio que ha preparado se centra en cuestiones generales y no en la repercusiones para cada país.

Hoy Francia y otros países pidieron a la CE que afine el estudio sobre el impacto para desarrollar una herramienta que ayude a determinar posibles futuras concesiones a realizar en relación con los acuerdos.

Sin embargo, el comisario de Agricultura indicó durante la reunión que un estudio no es una posición negociadora de la UE y que ningún modelo económico puede decidir sobre las concesiones comerciales, explicaron fuentes europeas.

Alrededor de un centenar de productores europeos se manifestaron este lunes en Bruselas para reclamar a las instituciones comunitarias medidas adicionales para regular la producción láctea y poner fin de manera definitiva a la crisis en el sector.

Participaron en la protesta, que tuvo lugar frente al edificio del Consejo, ganaderos en su mayoría de Bélgica, Francia y Alemania.

“Los objetivos que tenemos son (…) decir a la Comisión y al Consejo que la crisis no ha terminado, que está lejos de terminar”, explicó a la prensa el portugués José Miguel Pacheco, del comité coordinador de la Coordinadora Vía Campesina.

La protesta fue organizada por la Coordinadora Europea Vía Campesina y el European Milk Board, en la que estuvo presente el Sindicato Labrador Galego, y durante la misma se arrojaron sacos de leche en polvo a las puertas del edificio donde se reunían los ministros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here