Tras el anuncio de AVEC (Asociación de Viticultores y Elaboradores CORPINNAT) de abandonar la D.O. Cava, el Consejo Regulador lamenta que hayan renunciado a seguir trabajando conjuntamente en el proyecto de potenciación del Cava, a la vez que ha cursado a las empresas que forman AVEC su total respeto a esta decisión, voluntaria y privada, de unas empresas que han crecido y se han consolidado bajo el amparo de la misma D.O. Cava y les recuerda que no podrán utilizar o hacer referencia a la marca Cava, a la categoría Gran Reserva o al Cava de Paraje Calificado.

Desde que el pasado mes de abril la Asociación AVEC anunciara la creación de su marca colectiva, han sido varios los encuentros con el Consejo Regulador del Cava para trabajar en una línea integradora para potenciar la calidad del cava desde el reconocimiento o diferenciación del territorio y la viticultura.

El nuevo Pleno del Consejo Regulador elegido tras unas elecciones democráticas el pasado mes de julio, se puso a trabajar en uno de sus proyectos fundamentales como es la creación de la zonificación del territorio para especificar el origen de la uva, así como ofrecer a los elaboradores y consumidores una segmentación cualitativa que permita diferenciar las categorías del cava. Por este motivo, se ofreció a AVEC trabajar conjuntamente dadas las coincidencias en la valorización del territorio y la calidad.

La asociación AVEC compra el 0,4% de la uva de la D.O. CAVA y representa el 0.94% de su producción

Pero todos los esfuerzos de los últimos meseshan resultado en vano ya que, pese a estar invitados a sumarse a este objetivo común del sector, han decidido voluntariamente abandonar la D.O. ya que no han aceptado los plazos que el propio proyecto requiere. “Desgraciadamente, la gran discrepancia es el tiempo. Coincidimos en los objetivos de territorio y calidad pero no ha sido suficiente para convencerlos y finalmente han creído conveniente seguir su camino. Desde el Consejo Regulador del Cava no hemos parado de reiterar, porque creemos en ello firmemente, que la unión y no la confusión genera la fuerza necesaria para competir exitosamente en los mercados mundiales. Bajo esta premisa, hemos querido sumar a AVEC en un proyecto que compartimos y desde el prisma que representa una D.O., como máximo exponente del sistema cualitativo de nuestro sector y que supone una total garantía, trazabilidad y autenticidad para el consumidor”, comenta Javier Pagés, presidente del Consejo Regulador del Cava.

Al abandonar la D.O. Cava, los miembros de AVEC no podrán utilizar o hacer referencia a la marca Cava, a la categoría Gran Reserva o al Cava de Paraje Calificado, exclusivas para los elaboradores inscritos en la D.O. Cava y que, actualmente, representan la cúspide de la pirámide cualitativa de los vinos espumosos a nivel mundial. Cabe recordar que una Denominación de Origen Protegida como es Cava, es la máxima calificación europea en vinos, y por ello, sus requisitos son necesariamente muy estrictos en términos de calidad, inspección, control y etiquetaje.

La asociación AVEC compra el 0,4% de la uva de la D.O. CAVA y representa el 0.94% de su producción.  Finalmente, expresar la voluntad, de todo el sector de forma unida (las 37.700 has, las 374 bodegas,  y los 6.668 viticultores que lo componen), de continuar trabajando intensamente en nuestro proyecto de potenciación de la marca Cava, de su territorio y su viticultura para obtener el máximo prestigio y notoriedad a nivel mundial y posicionarlo como líder de los espumosos en prestigio y valor, sumando a todas aquellas personas que compartan este objetivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here