El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha hecho llegar a las subdelegaciones del Gobierno de España en las ocho provincias una instrucción para evitar la comercialización de productos agrarios procedentes de robos en el campo.

Con la instrucción sobre ‘Ordenación de Circulación, Recepción y Venta de productos en las campañas agrarias’ se atiende las demandas del sector y se intenta “prevenir y combatir la comercialización y distribución de productos procedentes de robos en el campo”, ha informado en un comunicado.

El objetivo de la Instrucción, publicada por la Delegación del Gobierno dentro de sus competencias en materia de seguridad ciudadana y orden público es “proteger los derechos de los agricultores sobre sus frutos” y evitar que los productos agrarios sobrantes en el suelo después de la recogida de la cosecha queden desprovistos de utilidad social.

La regulación sobre transporte, trazabilidad, inspección y comercialización de los productos agroalimentarios es competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma de Andalucía y corresponden a la Delegación y subdelegaciones del Gobierno las competencias en materia de seguridad y orden público, “incluida la prevención y persecución de posibles conductas delictivas con el apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Por todo ello, el delegado ha dado luz verde a un documento oficial que incluye indicaciones y recomendaciones que contribuirán a que vendedores, transportistas y compradores de los productos agrarios “tengan constancia fiable sobre la procedencia de los mismos”, lo que irá acompañado de un incremento de la vigilancia por parte de las FCSE en los puntos de compraventa.

Así, recomienda que los conductores y transportistas lleven autorización expresa para el transporte de la mercancía, expedida por la asociación o cooperativa y que el receptor solicite al transportista un documento que acredite su legítima procedencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here