El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 21 un real decreto por el que se establece la obligatoriedad de incluir la indicación de origen en el etiquetado de la leche y productos lácteos, según ha informado en un comunicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El etiquetado de la leche y los productos lácteos elaborados en España deberán identificar el “país de ordeño” y el “país de transformación” de la leche utilizada como materia prima y cuando en ambos casos sea exclusivamente España, deberá indicarse “España” y no se podrá sustituir por la expresión “UE”.

Por el contrario, cuando la leche no sea exclusivamente española, tendrá que indicarse “País de ordeño” y “País de transformación”, seguidas del nombre de los Estados Miembros (EEMM); o “UE”, “fuera de la UE”, o “UE y fuera de la UE”.

La obligatoriedad de inclusión en la leche y productos lácteos comenzará a aplicarse a partir de los cuatro meses de su publicación en el BOE

La normativa afectará tanto a la leche y a la nata como a sus derivados, como yogur, kefir, lactosuero, mantequilla, quesos y requesón.

La obligatoriedad de inclusión del origen en el etiquetado de la leche y productos lácteos, que estará en vigor durante un periodo de dos años, comenzará a aplicarse a partir de los cuatro meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

En cuanto a la leche y productos lácteos legalmente fabricados antes de la entrada en vigor del Real Decreto, podrán comercializarse hasta que se agoten sus existencias.

Según el MAPA, existen encuestas que indican que el 88% de los consumidores españoles consideran necesaria la identificación del origen de la leche como producto y como ingrediente de otros productos lácteos.

Es la primera vez que se regula en España el etiquetado de origen obligatorio de un producto alimenticio por iniciativa propia, sin que constituya un mandato de la normativa europea. En línea con esta propuesta del Gobierno, el Ministerio está comenzando a promover un cambio en el etiquetado de la miel para indicar su procedencia.

Satisfacción entre el sector ganadero que espera que ahora el consumidor sepa valorar lo que representa

Los productores de leche representados a través de las Cooperativas Agro-alimentarias y las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han valorado en líneas generales el real decreto sobre el etiquetado obligatorio del origen de la leche y han recordado que es una vieja reclamación de los ganaderos.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España, su responsable de Ganadería, Fernando de Antonio, ha reconocido a Efeagro que la norma es “bienvenida” a pesar de contar con algunas “pegas” con las que no está de acuerdo, como la indicar el origen sólo cuando la leche represente más del 50 % del total de los ingredientes usados en el producto.

De Antonio prefiere ser “cauto” sobre los efectos de esta normativa en el consumidor pero espera que la sociedad sepa valorar ese aporte de información adicional que se le dará.

Confía además en que una mayoría de la industria y la distribución opten por destacar con un etiquetado apreciable a simple vista el origen español de los productos.

La responsable técnica de Ganadería de Asaja, Adoración Llorente, cree que el etiquetado obligatorio es “lo que necesitaba el sector para dejarse ver y evidenciar” que es “competitivo” y que “puede dar cobertura a la demanda láctea del país”.

A su juicio, este decreto es una “oportunidad” para transmitir al consumidor la calidad de las producciones nacionales lácteas.

Tras su aprobación, Llorente defiende el desarrollo de una campaña que aclare al consumidor los pormenores de este real decreto y confía en la revalorización de la leche de origen español porque hay “muchos” consumidores que apuestan por productos de su país.

Desde COAG, su responsable del sector lácteo, Gaspar Anabitarte, ha valorado en un comunicado esta normativa porque “había un problema de transparencia que era importante solucionar” y cree que la omisión del etiquetado restringía la “competencia efectiva” ya que priva a las personas de conocer una información que “se ha constatado” es “importante” a la hora de la compra.

Entre los aspectos positivos de la norma, COAG ha señalado que será de aplicación para la leche de todos los animales de abasto (incluyendo así la leche de vaca, oveja y cabra) o que las menciones sobre el origen deban figurar cerca de la lista de ingredientes, con el mismo tamaño y color de fuente.

La parte negativa, según esta organización, es que la fórmula elegida para identificar el origen “resultará confusa” para los consumidores o que sólo sea obligatorio indicar el origen cuando la leche represente un porcentaje superior al 50% (en peso) respecto al total de ingredientes utilizados, queja que comparte con Cooperativas.

El secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, ha recordado que la norma es una “vieja lucha del sector” que será “positiva” sobre todo para los consumidores.

Bajo su punto de vista, es hora de que la leche en España “se revalorice sí o sí” y asegura que la norma, al menos, va a permitir que la situación en el lácteo no vaya a peor.

Sobre el etiquetado dela leche y productos lácteos, el texto legal facilita que la indicación del origen se vea “bien”, de forma “clara” y a una distancia “suficiente” y apunta a que la propia distribución va a señalar este tipo de información “de forma mayoritaria” en sus lineales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here