La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ha conocido de primera mano en una reunión mantenida entre el Director de ENESA, José María de Francisco, y el Coordinador Estatal de la organización, José Manuel de las Heras, el borrador del 39º Plan de Seguros Agrarios Combinados sobre el que la organización ha insistido en la necesidad de que el Ministerio y las Comunidades Autónomas mejoren su financiación.

El Director de ENESA ha anunciado que el proyecto de 39º Plan de Seguros Agrarios Combinados va a introducir cambios técnicos que afectan sobre todo a aumento de coberturas y entrada de nuevos riesgos, que mantendrá el nivel de subvenciones y que tendrá estabilidad en el presupuesto, con lo que contaría de salida con un volumen de 211 millones de euros para apoyar la contratación de pólizas.

No obstante, ha señalado que el sistema de seguros es flexible y que llegado el caso de necesidad se aumentaría la partida, como ya sucedió en 2016, en cantidad suficiente para cubrir todos los seguros suscritos.

“El seguro agrario es mejorable para resultar más atractivo al productor en determinadas líneas o zonas que hoy no lo son”

Por su parte, Unión de Uniones, además de conocer el Plan de Seguros Agrarios Combinados, considera este sistema como una herramienta básica del sector para la conservación de las rentas agrarias. En este sentido, la presente campaña se ha caracterizado por varios sucesos climatológicos que han evidenciado la utilidad del seguro.

En enero y febrero se produjeron diversas tormentas y nevadas que afectaron a unas 15.000 hectáreas de cítricos y hortalizas sobre todo, cuyas indemnizaciones han supuesto pagos de 40 millones. Por las heladas en viñedo, que han dañado 42.113 hectáreas, se han recibido indemnizaciones por 75 millones de euros. En cereales, con 1,2 millones de hectáreas afectadas por la sequía y las heladas (el 61 % de la superficie contratada) los pagos ascienden a 208 millones de euros. Por las pérdidas en pastos se ha satisfecho a los ganaderos 35,9 millones de euros.

Se produjeron pedriscos en primavera que provocaron daños en más de 344.179 hectáreas, sobre todo de herbáceos y uvas, aunque también frutales, cítricos y hortalizas. Estos incidentes, junto con las 40.000 hectáreas de girasol también afectadas por la sequía, más las indemnizaciones por los seguros ganaderos, puede elevar la cifra de indemnizaciones al sector a 600 millones de euros.

“Creemos que el seguro agrario es mejorable para resultar más atractivo al productor en determinadas líneas o zonas que hoy no lo son”, ha afirmado Jose Manuel de las Heras, coordinador estatal de Unión de Uniones. “Tiene que ser una apuesta clara para las Administraciones públicas, también para las comunidades autónomas”, ha añadido.

En este sentido, la organización ha anunciado que, de cara a la eventual negociación de los presupuestos generales del Estado, entre sus enmiendas incluirá el aumento de las partidas destinadas al seguro agrario.

Igualmente ha insistido en la responsabilidad de las Comunidades Autónomas, y pide que cunda el ejemplo del acuerdo alcanzado en Castilla y León para aumentar el presupuesto para esta medida en 2018 y 2019, señalando que ni Murcia, ni Madrid, están apoyando en la actualidad el seguro agrario con ayudas regionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here