Existe una preocupación clara por los precios en el sector olivarero, especialmente porque ven que la buena cosecha en lugar de reportar más beneficios puede acabar siendo un lastre para los productores. Y el arranque del año en tema de cotizaciones ha sido un ejemplo claro de que las cosas no pintan nada bien y que exite tensión en elambiente. Quizás por eso, esta última semana la caída de los precios se ha frenado, pero no para subir las cotizaciones, sino para repetir precios o experimentar subida y bajadas muy leves.

Ha sido una semana en la que en una zona productora como Ciudad Real la organización Asaja ha llegado a pedir públicamente a los productores de aceite “no tirar” los precios de este producto y tener firmeza ante los compradores extranjeros, que se están lanzando al mercado español aprovechando sus bajos precios y el alto que se experimenta en otros países de Europa. O en la que el presidente de la cooperativa Dcoop, Antonio Luque, ha alertado de que, en un contexto de crecimiento de la producción de aceite de oliva como el actual, el reto pasa por elevar el consumo en el ámbito mundial ante el riesgo de que los precios agudicen su caída y provoquen una crisis en el sector.

Mucha tensión en la que fuentes de Oleoestepa señalan que esta semana se ha recuperado la actividad, tras el paréntesis de las fiestas navideñas, al aumentar la demanda en el mercado con la vuelta de los compradores italianos, pero también se ha incrementado la oferta, por lo que no hubo cambios en los precios respecto a la semana anterior. El aceite virgen extra se mantuvo a partir de 2.750 euros, el virgen a 2.450 euros y el lampante a 2.200 euros por tonelada.

Mientras que el Sistema de Información de Precios en Origen del Aceite de Oliva (Poolred) de la Fundación del Olivar también registró leves recortes en todas las calidades. En los aceites virgen extra fijó un precio medio de 2.630 euros (frente a los 2.655 euros de la semana anterior), en vírgenes el precio cerró a 2.402 euros (2.432, la semana anterior) y los lampantes a 2.167 euros por tonelada (2.205 euros, la anterior).

Por último, el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación registró descensos generalizados en las cotizaciones de todos los tipos de aceite. Así, los aceites de oliva anotaron bajadas del (-1,64%) en el virgen extra <0,8º, (-0,63%) en el virgen de 0,8º-2º, (-2,06%) en el lampante, (-2,43%) en el refinado, (-7,98%) en el de orujo crudo y (-7,47%) en el de orujo refinado. El aceite de girasol refinado registró un descenso de precios del (-1,98%).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here