El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha afirmado que la instalación del primer riego fotovoltaico de alta potencia en La Rioja para la Comunidad de Regantes ‘Las Planas’ de Aldeanueva de Ebro, que implicará un ahorro de entre el 30 y el 50% en la factura eléctrica, refleja “la apuesta del Ejecutivo riojano por impulsar la innovación y las energías renovables”, en este caso, vinculadas al sector agrario y agroalimentario.

José Ignacio Ceniceros ha realizado estas declaraciones tras visitar el proyecto ‘Bosola’, cuya instalación DE riego fotovoltaico se ubica en el término municipal de Alfaro, que se ha puesto en marcha a través de la línea de ayudas de cooperación del Programa de Desarrollo Rural de La Rioja 2014-2020 dirigida a equipos de innovación que planteen acciones conjuntas para mitigar el cambio climático.

En este sentido, ha alabado “la implicación y el esfuerzo” de los integrantes del grupo operativo de innovación que ha impulsado este proyecto pionero en el sector agrario riojano entre los que se encuentran los 93 regantes de la Comunidad ‘Las Planas’; el Servicio de Infraestructuras Agrarias de la Consejería de Agricultura; el Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid; y las empresas Faber 1900 e Instalaciones y Montajes Eléctricos Logroñeses (IMEL).

Al término de la visita, el presidente del Ejecutivo riojano ha destacado también que la ejecución de este generador de riego fotovoltaico de gran potencia demuestra la viabilidad técnica y económica de la implantación del riego mediante energías renovables y, por lo tanto, la posibilidad de aplicarlo en otras comunidades de regantes. “La instalación de placas solares fotovoltaicas incorpora ventajas medioambientales, pero, además, supone un gran ahorro económico para los agricultores”, ha subrayado.

Proyecto Bosola

El proyecto Bosola aplica las ventajas de la energía solar al regadío, por lo que ha consistido en el diseño y construcción de un sistema de bombeo fotovoltaico para la impulsión del agua hasta una balsa elevada, desde la cual se distribuye por presión natural a las 246 hectáreas de viñedo que se riegan a goteo.

Esta instalación de riego fotovoltaico es capaz de generar suficiente energía para alimentar las bombas de impulsión y, por lo tanto, permite a la comunidad de regantes reducir su  dependencia de la red eléctrica, lo que conlleva un ahorro considerable en la factura de energía. Se estima que esta reducción estará entre el 30% y el 50% respecto a la tarifa actual

El desarrollo de este proyecto ha supuesto una inversión de 317.000 euros, financiados en un 80% con fondos públicos a través del Programa de Desarrollo Rural de La Rioja.

(Video: Gobierno de La Rioja)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here