La organizaciones de productores andaluces Asociafruit, PAG Sevilla y Areda han denunciado pérdidas por valor de 50 millones de euros en la campaña de patata extratemprana por la introducción en la distribución de patata vieja francesa “de mala calidad”.

En un comunicado, los representantes de las tres organizaciones han recordado que se trata de un sector de la patata extratemprana que genera mas de 18.000 empleos en toda España, con una producción media de 250.000 toneladas de patatas en Andalucía, donde se cultivan 6.000 hectáreas, menos de la mitad que hace 10 años.

se está pagando la patata extratemprana a 0,20€/kg de media, “cuando los costes de producción se sitúan en 0,30€/kg.”

Han asegurado que no entienden la estrategia de la gran distribución que, según sus datos, ofrece “mayoritariamente patata vieja francesa”.

Para las organizaciones andaluzas, esta situación ha supuesto ya unas pérdidas de 50 millones de euros en esta campaña, en la que se está pagando la patata a 0,20/kg de media, “cuando los costes de producción se sitúan en 0,30€/kg.

A su juicio, es un engaño a los consumidores la venta de patata vieja francesa en los lineales de la distribución española “cuando en su publicidad alardean de ofrecer productos locales”. En el comunicado también expresan su sorpresa por que sea el mercado centroeuropeo el principal destino de la patata extratemprana de Andalucía, “de máxima calidad”.

Por ello, plantean como solución que se incremente el consumo nacional y haya más colaboración por parte de las administraciones que, en su opinión, “siguen sin hacer prácticamente nada ante esta situación”, por lo que anunciarán en breve nuevas medidas.

Cabe recordar que hace unas semanas Asaja Sevilla denunció que a los consumidores españoles se les está dando “gato por liebre”, ya que en España solo se queda con el 30% de patata nueva, el resto de patatas que se consumen son patatas viejas procedentes de Francia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here