Alrededor de algo menos de medio centenar de tractores han participado este martes 19 en una protesta, convocada por Unió de Pagesos (UP), para reclamar ayudas para salvar el sector de la avellana después de una de las peores campañas que se recuerda.

La hilera de tractores ha circulado durante unos 11 kilómetros, entre el municipio de El Morell hasta la Subdelegación del Gobierno en Tarragona, sin que se hayan producido incidentes, y una delegación de productores se ha reunido con el subdelegado, Joan Sabaté.

Proponen recuperar una ayuda de 120 euros por hectárea; otra de 280 euros por hectárea durante tres años y revisión de los módulos del IRPF

Tras este acto de protesta, el objetivo del subdelegado es trasladar al propio Ministerio de Agricultura las demandas de los productores, aunque ha advertido de que la unión Europea restringe las ayudas directas.

La pasada campaña fue de las peores para el sector de la avellana por culpa del mal tiempo, sumado a la devaluación de la moneda turca -el gran competidor de la avellana catalana-, que hizo caer los precios.

El responsable de la avellana de UP, Rafael Español, ha reclamado un plan de choque para que la avellana sea rentable, tal como lo es “en Francia, en Italia y en todas partes”.

El plan de choque que reclaman consiste en recuperar una ayuda de 120 euros por hectárea; otra de 280 euros por hectárea durante tres años, revisión de los módulos del IRPF y facilitar la incorporación de jóvenes agricultores con créditos blandos.

Tarragona es uno de los principales productores de avellana de España, aunque la UP advierte de que solo quedan 9.000 hectáreas y, en muchas ocasiones, los campos se abandonan tal cual, con la cosecha por recoger, ya que a los agricultores no les sale a cuenta recogerlas porque acaban perdiendo dinero-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here