La Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Andalucía (Aproa) y Coexphal han mostrado su preocupación por la baja cotización del pepino tipo ‘Almería’, por debajo de los 20 céntimos de euro durante el último mes, y han reclamado soluciones urgentes para esta situación. A esta queja se han sumado también Hortiespaña y Asaja Almería.

En una nota, apuntan que estas soluciones urgentes pasan por la limpieza de los arrastres en los mercados y la limitación del producto que llega a los mismos, “limitación que sólo parece capaz de ejecutar la meteorología”.

Los bajos precios “están suponiendo notables pérdidas a los agricultores, que llevan casi un mes sin conseguir compensar sus costes de producción”

“Actualmente, ha quedado demostrado que las herramientas de gestión de mercado que dispone la OCM son absolutamente insuficientes para afrontar crisis coyunturales tan profundas como la que están viviendo en el campo de Almería y Granada con el pepino”, han dicho.

Han mostrado esta preocupación en una reunión mantenida con la interprofesional Hortiespaña y han apuntado que estos bajos precios “están suponiendo notables pérdidas a los agricultores, que llevan casi un mes sin conseguir que los precios de venta compensen sus costes de producción”.

La actual campaña de pepino de exportación en Almería y Granada había transcurrido dentro de una relativa normalidad desde su comienzo hasta la semana 45 en que empezó una caída de precios desde los 0,95 euros hasta cifras cercanas a los costes e incluso por debajo desde la semana 49 en la que se cotizó a 0,30 euros. Desde esa fecha hasta la actual los precios se han precipitado por debajo de los 0,20 euros.

Desde Aproba-Coexphal coinciden en que las razones de esta crisis son varias, la primera unas temperaturas mínimas más elevadas que las habituales en estas fechas, unidas a días muy soleados también con temperaturas elevadas, que han tenido como consecuencia un incremento de más del 30 % del pepino disponible para el mercado.

La segunda razón es las movilizaciones de los chalecos amarillos en Francia, que han “provocado retrasos en los días de viaje de los camiones y una falta de camiones disponibles, causando deterioro en la sucesión de llegadas y en la calidad del producto”.

Ante esta situación, las empresas de comercialización asociadas a Aproa-Coexphal están retirando pepino de manera habitual para afrontar esta situación, con un volumen sacado del mercado que supera los 1.500.000 kilogramos.

“El problema se agrava cuando, en estas fechas, aproximadamente el 70% del pepino vendido en Europa procede de los invernaderos de Almería y Granada”, han concluido para insistir en la necesidad de soluciones urgentes.

Hortiespaña pide a los agricultores que limiten la cantidad disponible; Asaja, que se implique el Gobierno

Por su parte, desde la la Interprofesional  Hortiespaña, que se ha reunido para tratar esta situación, se destaca que las organizaciones miembro ya vienen gestionando un considerable volumen de retiradas por distintas vías, en algunos casos haciéndolo de forma pública, como ocurrió la pasada semana en Almería. También en la zona de la costa granadina los agricultores y las comercializadoras han retirado voluntariamente producto.

Sin embargo, ven que estas medidas de gestión de crisis no son suficientes para atajar el problema de fondo. y consideran que para solventar el exceso de oferta, habría que limitar la cantidad de pepino disponible para comercialización, medida que habrían de aplicar los agricultores con su producto.

También Asaja Almería se ha posicionado sobre esta situación y solicitan a las asociaciones de productores que pongan en marcha medidas encaminadas a prevenir y en su caso evitar las crisis de precios “como la que estamos sufriendo estas semanas con el pepino; así mismo insta a los agricultores a que se informen en sus centros de comercialización y su Organizaciones de Productores de cuales son las medidas y que estas se lleven a cabo de forma coordinada, ya que la retirada de producto sin control y de forma aislada no repercutirá en subida de precio ni en mayor demanda de los mercados”.

Asimismo, ha dejado claro su objetivo de trasladar a los responsables ministeriales la situación critica por la que están pasando los productores de pepino; así como solicitarles la adopción de soluciones urgentes de su competencia para atajar esta crisis de precios y evitar que puedan producirse nuevas en el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here