ASAJA, COAG y UPA han mostrado una unidad de acción firme en la búsqueda de soluciones definitivas a la grave crisis de bajos precios que atraviesa el sector olivarero y dan de plazo hasta mediados de mayo. Los responsables de las tres organizaciones han comparecido este viernes 6 en rueda de prensa para informar del acuerdo alcanzado, que se cierra en un compromiso firme para poner freno a esta tendencia. Las estructuras a nivel nacional y regional ya se han puesto a trabajar y ahora las organizaciones se marcan mediados de mayo como fecha para que las administraciones pongan en marcha todos los mecanismos que se encuentran a su alcance para que haya una estabilidad real en el mercado.

El primer mensaje que han lanzado ASAJA, COAG y UPA es que no van a cejar en el empleo de cumplir un objetivo final: la estabilidad de los precios del aceite. Más allá de las formas, lo que tienen muy claro las tres organizaciones es que ya ha pasado suficiente tiempo para que todas las administraciones se pongan a trabajar en esa estabilización de los precios, porque los agricultores jiennenses no puede seguir pendientes de que el precio lo fije el cielo dependiendo de si hay una sequía después de una cosecha grande.

Hay un descenso de precios en origen del 35%, mientras que en los lineales permanece prácticamente en el mismo nivel que el año pasado

Se trata de un acuerdo para trabajar en resolver esta situación de una forma definitiva, porque las tres organizaciones entienden que el mercado no funciona y, por lo tanto, se tienen que poner en marcha medidas básicas y que no se están utilizando correctamente, para que el sector deje de perder dinero absurdamente.

Un acuerdo amplio el que ponen en marcha ASAJA, COAG y UPA, con paso firme, pero tranquilo, sin precipitación, para alcanzar una solución definitiva y conseguir que la Junta de Andalucía y el Ministerio de Agricultura reviertan la situación de oscilaciones, de dientes de sierra elevados y de valles profundos de precios muy bajos que permitan a los olivareros enfrentarse al mercado de forma sensata. Porque las tres organizaciones son conscientes de que los agricultores, que es el eslabón más débil de la cadena, sufren un descenso de precios del 35%, mientras que en los lineales el precio del aceite de oliva permanece prácticamente en el mismo nivel que el año pasado.

Por ese motivo, reclaman la extensión de norma de la Interprofesional que permita la autorregulación del mercado; que en la nueva PAC queden perfectamente actualizados los umbrales de precios y regulada la ayuda al almacenamiento privado y cualquier otro sistema que sirva para regular cosechas de mayor producción en favor de aquellas con menos aceite; que la Ley de la Cadena funcione y cumpla el objetivo con el que se aprobó, que no es otro que evitar los desequilibrios entre los actores.

De cumplirse el plazo de mediados de mayo y no tener respuestas satisfactorias por parte de las administraciones, las tres organizaciones establecerán nuevas medidas que consideren oportunas, sin descartar la posibilidad de las movilizaciones. Lo que tienen claro ASAJA, COAG y UPA es que el camino emprendido de unidad de acción es a largo plazo y que no se parará hasta conseguir una solución definitiva al problema de bajos precios porque su responsabilidad legítima es defender los intereses de los olivareros jiennenses frente a unos ciclos de inestabilidad de precios que no beneficia a nadie, a los productores y, por supuesto, a los consumidores.

1 Comentario

  1. Hasta Mayo pueden pasar muchas cosas en el sector del aceite de oliva, yo creo que ningún gobierno se quiere meter con las elecciones que tenemos en unos días. No obstante esto es complicado, pues al final el aceite de oliva es una materia prima y como ellas, una materia de especulación que muchos almacenistas hacen muchísimo dinero.

    Además como ya he leído en muchos sitios, el aceite de oliva es uno de los productos más manipulados que se comercializan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here