En su apuesta por un modelo de producción sostenible basado, entre otros aspectos, en la prevención y control integrados de la contaminación, el sector porcino español ha reducido en los últimos años un 47% las emisiones de amoniaco por kilo de carne producida, según datos del Inventario Nacional de emisiones de Contaminantes atmosféricos 1990-2016, publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Así, las cifras reflejan que en el año 1990 el sector porcino emitía 1 kilotonelada de amoníaco por cada 26.500 kilos de carne producidos, mientras que en el año 2016, con la misma cantidad de carne producida, emite menos de 0,53 kilotoneladas, una reducción importante derivada de las medidas adoptadas a lo largo de estos años por las granjas españolas.

Del mismo modo, en ese período también han disminuido un 54,7% por kilo producido las emisiones de metano procedentes de la gestión de estiércoles, según datos del Informe de Inventarios GEI 1990-2016.

“referente internacional de lo que se conoce como la ‘ganadería moderna’,

Los datos, ponen de relieve no sólo el compromiso del sector por el cuidado del medio ambiente, sino que además demuestran que “el aumento de la producción, cuando se hacen las cosas bien, va parejo a una mayor eficiencia y a un menor impacto ambiental”, según ha destacado Alberto Herranz, director INTERPORC.

Los ganaderos españoles son muy conscientes de que deben aplicar una serie de técnicas para la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero, enfocadas principalmente a la mejora durante el almacenamiento y tratamiento de estiércoles y purines y al ahorro de agua y de energía.

El sector porcino español aplica el modelo europeo de producción y cumple con la legislación más exigente del mundo. De hecho, fue el primer país de la Unión Europea en implementarla lo que ha contribuido de forma decisiva a convertir al sector en un “referente internacional de lo que se conoce como la ‘ganadería moderna’, profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y necesidades de los animales y enfocada en la reducción del impacto ambiental y el cuidado del medio ambiente”.

1 Comentario

  1. Perfecto entonces, no hay problema de nitratos en los acuíferos ni de explotación laboral, y el rechazo de los vecinos en algunas comarcas es por desinformación. Sus pozos están perfectamente y las molestias se compensan con los beneficios que están recibiendo de las explotaciones.

    El periodismo para ser creíble debe ser objetivo, plural y honesto. Lo otro es propaganda, y no beneficia al sector, ya que evita que se conciencie y asuma las transformaciones que precisa. El futuro está en la extensificación, mal que les pese a las multinacionales del pienso y la distribución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here