El programa de Évole emitido el pasado domingo 4 de febrero no ha dejado indiferente al sector porcino. Si bien las primeras reacciones se podían vislumbrar en vivo y en directo a golpe de tuit, este lunes, con más serenidad y con el programa reposado se responde a la emisión que estaría poniendo en duda “la labor de más de 80.000 granjas, miles de empresas e industrias y, especialmente, de los más de 300.000 ganaderos y profesionales que trabajan directamente en el sector porcino y hacen posible un modelo sostenible que garantiza productos de máxima calidad, saludables, seguros y producidos atendiendo el bienestar de los animales y el bajo impacto ambiental.”

Así lo han manifestado en nota de prensa las organizaciones y asociaciones de la producción, transformación y comercialización que conforman la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) que subrayan el fuerte compromiso del sector porcino español con el bienestar animal, el cuidado del medio ambiente, la seguridad alimentaria, el empleo estable, la calidad y la innovación.

España cumple con la legislación más exigente del mundo en bienestar animal y seguridad alimentaria

Estos aspectos han contribuido de forma decisiva a convertir al sector porcino español en un referente a nivel internacional de lo que se conoce como la ‘ganadería moderna’, profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y necesidades de los animales y enfocada en la reducción del impacto ambiental y el cuidado del medio ambiente.

El sector porcino español es hoy un sector estratégico, motor de la economía nacional y generador de empleo en miles de pequeños núcleos urbanos de nuestro país, que son los principales beneficiarios de la riqueza que genera 15.000 millones de euros en facturación al año, lo que contribuye a fijar población en las zonas rurales y dar oportunidades profesionales a miles de jóvenes que desean seguir viviendo en sus pueblos.

España es el país del mundo donde los animales tienen más espacio, mejores condiciones higiénicas, sanitarias y alimentarias

España aplica el modelo europeo de producción y cumple con la legislación más exigente del mundo en bienestar animal y seguridad alimentaria. De hecho, fue el primer país de la UE en implementarla en el año 2013, no sólo cumpliendo con los requisitos normativos sino yendo más allá de las exigencias europeas.

“Con respecto al bienestar animal, no hay zona del mundo donde los animales tengan, por normativa, más espacio, mejores condiciones higiénicas, sanitarias y alimentarias, ni mayores comodidades tanto en las granjas como en el transporte”, han declarado desde INTERPORC.

Como resultado, en los últimos años el sector, entre otras actuaciones, ha disminuido un 30% el uso de agua por kilo de carne, un 22% las emisiones de gases de efecto invernadero o se ha dotado de un 65% más de espacio para las hembras reproductoras de porcino.

el sector porcino español lleva sus productos a más de 130 países GRACIAS AL trabajo de sus ganaderos y profesionales

Por esto motivo, “desde INTERPORC no podemos pasar por alto que la presentación de algunos hechos aislados y fuera de contexto tratados en un programa de televisión como si fuera la realidad, dañen la imagen del conjunto de un sector que precisamente es líder en el cuidado y atención de los animales.”

 

Igualmente España también lidera lo relativo a seguridad alimentaria con una normativa muy exigente, con sistemas de control muy activos y un sistema de trazabilidad de la granja a la mesa que es un ejemplo mundial y que asegura que cualquier producto cárnico que llega al consumidor lo hace con las máximas garantías sanitarias.

Los españoles, por su parte, mantienen un consumo equilibrado de carne y elaborados cárnicos avalado por la comunidad científica y que se enmarca en el patrón de la Dieta Mediterránea, reconocida por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Por cuanto concierne al empleo, INTERPORC lo califica de calidad y estable, que cumple con la normativa dentro de un marco de relaciones laborales basadas en el diálogo y la negociación colectiva. El sector porcino apuesta rotundamente por la formación y la innovación, lo que exige trabajadores implicados y experimentados, que realizan un enorme trabajo para mejorar aspectos como el bienestar y cuidado de los animales.

“Si en la actualidad el sector porcino español lleva sus productos a más de 130 países de todo el mundo, se debe al trabajo de sus ganaderos y profesionales, al reconocimiento a la calidad y seguridad de cada uno de los productos que pone sobre la mesa y al valor añadido que le da estar bajo el sistema más garantista del mundo con el bienestar animal y el medio ambiente”, concluye.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here