La Guardia Civil ha tomado declaración en calidad de investigados y por la posible autoría de un delito contra la propiedad industrial a los cinco propietarios de varios viveros clandestinos donde se explotaban ilegalmente variedades vegetales protegidas de almendro en la zona norte de la provincia de Granada.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) del instituto armado han encontrado en estos tres viveros casi 38.000 almendros de las variedades protegidas Diamar, Vairo, Constantí y Lauranne, valorados en más de 130.000 euros.

El Seprona inició una investigación al descubrir que una persona ofertaba a través de dos portales de internet plantones de almendros injertados con variedades protegidas sin contar con un establecimiento asociado.

Los agentes localizaron dos viveros clandestinos en la comarca de Baza y, en el primero, había más de 29.000 plantones de almendros de las variedades protegidas Vairo y Diamar, mientras que en el segundo había más de 2.500 plantones de Constantí.

La Guardia Civil también descubrió que, en un vivero legal de esta misma comarca, su propietario poseía con fines comerciales más de 6.400 plantones de almendros de la variedad protegida Diamar sin disponer de licencia para ello.

Los agentes del Seprona tomaron muestras de los plantones de almendro y estas fueron enviadas al Servicio de Análisis Genéticos del Centro de Investigación en Agrigenómica de Barcelona para certificar que se trataba efectivamente de las variedades protegidas mencionadas, ha informado este viernes 31 la Guardia Civil en un comunicado.

Los agentes han dado cuenta además a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía de los propietarios de los viveros clandestinos localizados por supuestamente infringir la Ley de semillas, plantas de vivero y recursos fitogenéticos, que establece que la venta de plantas no se puede realizar fuera de los establecimientos autorizados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here