La subida de los precios medios de la cebada y del trigo blando, que siguen aumentando una semana más en los mercados mayoristas, ya está teniendo sus consecuencias negativas, porque el trigo duro sigue en caída libre, acumulando descenso tras descensos desde hace más de un mes, y empieza a acumular un caída de la cotización que roza el 6% en poco más de un mes.

Y lo curioso es que, no hace tanto tiempo, el pasado mes de agosto, la tendencia era justo la revés, con un trigo duro que tiraba hacia arriba y una cebada y trigo blando que mantenían una cotización bastante estancada, aunque positiva. Pero desde entonces el trigo duro ha caído más de un 6%, mientras que la cebada se ha incrementado en un 5% y el trigo blando poco más de un 1%, lo que implica que las subidas continuadas de ambas variedades están siendo más testimoniales que realmente representativas para el bolsillo de los productores.

Con este panorama, y las subidas leves de cebada y trigo duro se ha desarrollado  la semana comprendida entre el 16 y el 20 de octubre, según ha informado este lunes 23 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cotizaciones medias nacionales fueron las siguientes: trigo blando, 185,74 euros/tonelada (+0,65 %); cebada, 176,58 euros/tonelada (+0,81 %); cebada de malta, 184,00 euros/tonelada (estable); trigo duro, 225 euros/tonelada (-2,36 %) y maíz, 176,12 euros/tonelada (-0,13 %).

En comparación con enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 9,81 %; los del maíz han caído un 0,34 %; los de la cebada han subido un 14,30 %; y los del trigo duro han disminuido un 0,90 %, según los datos de Accoe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here