Los precios de los cereales sigue al alza, aunque ya con cotizaciones más moderadas que hace una semana. Buena prueba de esta moderación es que el trigo duro es el que mejor se mantiene, al subir 1,6 euros la tonelada mientras que hace siete días la media de este incremento había sido de seis euros, casi un 3%, según los últimos datos recopilados por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (ACCOE).

Así, el precio medio del trigo duro en los mercados mayoristas continuó su tendencia alcista y se fijó en 211,83 euros/tonelada durante la cuarta semana del año, lo que supone un repunte del 0,78 % respecto a su valor en la semana anterior (210,17 euros/t) y del 3,59 % respecto a comienzos de 2019.

El precio del maíz registró un aumento de 1 euro por tonelada, al pasar de 183,53 euros a 184,56 euros por tonelada. El trigo blando subió ligeramente 0,2 euros por tonelada, cotizando a 204,24 euros por tonelada.

Sin embargo, la cebada bajó ligeramente 0,1 euros por tonelada y se situó de media en 192 euros por tonelada. Por último, la cebada de malta apenas varió y cotizó a 201,33 euros por tonelada según los datos de ACCOE.

Las variaciones porcentuales de los precios respecto a los registrados al inicio de 2019 han sido positivas no solo para el trigo duro, si no también para el trigo blando (1,09 %), maíz (1,55 %), y cebada (1,13 %).

Semana de transición aunque positiva para los productores en general con subidas más moderadas y en la que, de forma paralela, el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, solicitaba al Ministerio de Agricultura, como ya lo hizo por escrito el pasado mes de septiembre, una norma similar a la recientemente aprobada de etiquetado en el que se debe indicar el origen de la leche y los productos lácteos para cereales y las oleaginosas, que permita a los consumidores conocer el país de producción y el país de transformación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here