El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha dictado una resolución que avala las medidas contra la plaga de topillos declarada por la Junta en siete comarcas de la Comunidad, aún sin controlar por “presiones” ecologistas recibidas por ayuntamientos que no actúan y por la climatología.

Tres meses después de que la plaga de topillos fuera declarada oficialmente por la Junta de Castilla y León en siete de las 59 comarcas agrarias de la Comunidad, la portavoz y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que las “presiones judiciales” que los grupos ecologistas han practicado para limitar el uso de veneno y la quema controlada de las cunetas han quedado desactivadas por la resolución judicial del TSJCyL.

El tribunal también se apoya en que la declaración de la plaga se sustenta por “informes rigurosos”

Marcos ha detallado que en su resolución, dictada al parecer hace dos días, el tribunal desestima la demanda de los grupos ecologistas y antepone el “interés general” del control de la plaga de topillos declarada el pasado 1 de diciembre en las comarcas de Campos (Palencia), Pisuerga (Burgos), Esla-Campos y Sahagún (León), Tierra de Campos (Valladolid), Campos-Pan (Zamora) y Peñaranda de Bracamonte (Salamanca).

En esta resolución, según las explicaciones aportadas por Marcos, el TSJ también se apoya en que la declaración de la plaga se sustenta por “informes rigurosos”.

La consejera ha reconocido que aunque su departamento ha puesto a disposición de los ayuntamientos afectados “todos los mecanismos” aprobados por el Ejecutivo para llevar a cabo la aplicación de venenos y quemas de rastrojos y cunetas, “no en todos los casos han sido solicitadas”.

“Los movimientos ecologistas tampoco han ayudado”, ha reconocido la consejera, para quien su demanda ante los tribunales de justicia para dejar sin efecto la declaración de la plaga y las medidas incluidas en ella ha influido en los ayuntamientos.

Las denuncias ecologistas ha provocado que se haya ampliado hasta el próximo 10 de marzo los permisos para realizar quemas

Marcos ha indicado que, como consecuencia de esta situación y ante la falta de resultados por la inaplicación de medidas, su departamento ha ampliado hasta el próximo 10 de marzo los permisos para realizar quemas.

“El tiempo no está ayudando nada”, ha reconocido también Marcos, quien se ha referido a las “altas temperaturas” existentes como un factor que “no favorece” la desaparición natural de la proliferación de roedores en el campo de la Comunidad, hasta el punto de que ha asumido que en algunos casos los topillos se han extendido a “zonas limítrofes” a las declaradas inicialmente.

La consejera ha reconocido que, como consecuencia de esta desigual aplicación de las medidas, la plaga está “controlada en algunas zonas y en otras no”, aunque ha garantizado que su departamento está “en permanente vigilancia” y en contacto con los ayuntamientos para aplicar las medidas.

Preguntada por los argumentos dados por los ayuntamientos para no aplicar las medidas, Marcos ha eludido detallarlos y se ha remitido a los “problemas que se pueden derivar de la no aplicación” de las medidas aprobadas por la Junta de Castilla y León.

Entre las medidas correctoras que se aplican figuran el arado profundo en parcelas afectadas, la quema de rastrojos controladas, colocación de trampas y el uso del mismo rodenticida utilizado en los casos anteriores -bromadiolona-, cuya utilización ha sido autorizada por las instancias nacional y europea, según Marcos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here