Este pasado lunes 5 de febrero ha concluido el plazo marcado por la Consejería de Agricultura y Ganadería para votar anticipadamente en las elecciones agrarias de Castilla y León. ASAJA valora positivamente que se haya ofrecido a los agricultores y ganaderos poder votar anticipadamente, aunque para consolidarse el sistema tiene que mejorar mucho, acercando las urnas a los pueblos y no limitándolas, como ha ocurrido esta vez, a las capitales de provincia.

“Una vez más comprobamos que los discursos y los hechos van por dos caminos diferentes. Se habla de que hay que frenar la despoblación y luego se siguen concentrando los servicios de los pueblos en las ciudades, incluso algo que es tan propio del medio rural como el voto del agricultor y ganadero”, lamenta ASAJA.

La lejanía de las urnas y el mal tiempo habrían frenado la participación

En futuras ocasiones la OPA considera imprescindible que el voto anticipado sea posible, al menos, en todas las secciones agrarias comarcales, y también que se habilite una fórmula por correo para los agricultores y ganaderos que no pueden desplazarse o se encuentran de baja en esas fechas.

En este sentido, la organización cree que esta lejanía de las urnas ha hurtado participación en muchas provincias, a lo que hay que sumar el mal tiempo y las nevadas. Especialmente, los agricultores y ganaderos de la periferia de toda la comunidad autónoma ha tenido muchos problemas de acceso. “Basta señalar que, por ejemplo, no se ha contabilizado un solo voto anticipado de El Bierzo”, apunta ASAJA.

En total, se han contabilizado en Castilla y León 2.758 votos por este sistema anticipado, lo que supone alrededor de un 6,8 por ciento del censo total de votantes, 40.418.

La organización se ha mostrado especialmente crítica con el hecho de que los cientos de alegaciones que presentaron agricultores y ganaderos de toda la Comunidad Autónoma han quedado excluidos del censo de votantes, pese a estar en activo y de hecho ser votantes en anteriores procesos.

El proceso electoral culmina el domingo 11 de febrero

”A cinco días de las votaciones, estos agricultores no han recibido ninguna contestación, ni para bien ni para mal, y como no queda ya plazo les será imposible recurrir si no están de acuerdo con la resolución de la Consejería”. ASAJA califica este hecho de “irregularidad” que coarta los derechos que se marcan en la Ley de procedimiento administrativo, una situación insólita que deja desprotegidos e indefensos a cientos de profesionales del sector. La OPA lamenta que la Consejería haya actuado “a golpe de improvisación, sin convocarnos ni escucharnos durante todo el proceso”.

Por último ASAJA advierte que a día de hoy la mayoría de los elegidos para formar parte de las mesas electorales no han recibido la notificación oficial correspondiente. “Esperemos que la buena voluntad que sin duda pondrán los agricultores y ganaderos elegidos, así como los funcionarios que deban acudir, hará que funcione bien, pero se ha dejado todo para el último momento”, indica ASAJA.

Las elecciones agrarias culminan el próximo domingo 11 de febrero con las votaciones presenciales en 622 mesas repartidas por el territorio regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here