Aunque es complicado concretar qué es la España rural o la vaciada, ya que hay muchas Españas en cada una de las autonomías, lo cierto es que se puede generalizar y pensar que el cambio impulsado en estas elecciones por el PSOE de Pedro Sánchez se ha impuesto no solo en las grandes ciudades, sino también en las provincias más rurales en detrimento de un PP en caída libre y de un Vox que, al final, no ha sido lo que se esperaba ni siquiera en las zonas más agrarias.

Su apuesta por la caza, los toros y las tradiciones no ha servido para que el mundo rural se volcara con ellos (aunque sí se debe reconocer que ha tenido una representación imprtante a nivel nacional) y su presencia en las elecciones ha acabado sirviendo más para restar votos al PP (sin olvidar sus propios errores, que todo lo que ha perdido no es porque se haya ido a otras formaciones por su gran campaña precisamente) y dar más aire a socialistas y Ciudadanos, del que no se podrá descartar que en las autonómicas de mayo se convierta en la gran alternativa a los populares.

Con los resultados en la mano, se puede pensar que, al final, a la hora de decidir qué se quiere para España, no ha habido tanta diferencia entre el mundo rural y agrario y el más urbanita. Las diferencias entre ambos mundos, que las hay, no han sido tantas como se esperaba y en esta ocasión los votos han unido al campo y la ciudad. (ver mapa de los resultados por provincias)

Igualmente, cabe pensar, tal y como había señalado el propio Pedro Sánchez hace unos días, que el actual ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, seguirá al frente del MAPA y será el que deba dirigir las negociaciones de la futura PAC en los próximos años, aunque habrá que ver qué puede cambiar si al final hay un pacto de Gobierno con Unidas Podemos.

Cabe recordar que los socialistas españoles (PSOE), liderados por el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, han ganado las elecciones de este domingo con unos resultados que le obligarán a formar una mayoría de gobierno con otros partidos, mientras que la ultraderecha entra con fuerza en el Parlamento.

El PSOE logró 123 diputados,mientras que el PP lograba su peor resultado de la historia con 66 escaños, Ciudadanos llegaba a los 57 y Unidas Podemos se quedaba en 42. Vox entra por primera vez en el Congreso con 24 diputados.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here