Las cooperativas y organizaciones agrarias han coincidido este jueves 3 en rechazar frontalmente el duro recorte de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) post 2020 y que ésta pierda peso frente a otros capítulos de gasto de la Unión Europea (UE) como los relacionados con fronteras o inmigración.

Después de que la Comisión Europea (CE) planteara el miércoles 2 una reducción de los fondos de la PAC y Cohesión –ambas en torno al 5% para el periodo 2021-2027, respecto al marco financiero precedente-, el sector agrario pide a Gobierno y eurodiputados que “peleen” ante el Consejo y el Parlamento Europeo para conseguir una financiación adecuada.

Cooperativas recuerda que “financiar adecuadamente la PAC no es un coste sino una inversión en eficiencia”

El director de Relaciones Internacionales de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Gabriel Trenzado, hace “una lectura negativa” de la propuesta de la CE porque “es desproporcionada en su duro recorte a la PAC y poco ambiciosa respecto a la financiación de las nuevas prioridades que tiene la UE”.

“Nos preocupa enormemente que se vincule el concepto de modernizar la PAC a un simple recorte” y “recordamos que tanto la Política Agraria como la de Cohesión han demostrado sobradamente un valor añadido tanto en eficiencia en las políticas como en el impacto en las economías de los Estados. No se justifican recortes”, ha afirmado en declaraciones a Efeagro.

Ha recordado que financiar adecuadamente la PAC no es un coste sino una inversión en eficiencia: esta “política europea por excelencia es estratégica y aporta alimentos sanos, de calidad, sostenible y a precios razonables para los consumidores europeos”.

Preguntado sobre la propuesta de reglamento que la UE presentará a finales de este mes o principios de junio, según sus datos incluye, por ejemplo, un límite de 60.000 euros para los pagos directos por explotación.

Asaja: “Inaceptables medidas y con engaños, porque no tiene en cuenta la inflación”

La organización agraria Asaja ve “inaceptables” las medidas propuestas para el próximo Marco Financiero Plurianual, que implican un duro recorte del 5 % de cara al próximo presupuesto de la PAC y otro del 4 % en pagos directos, mientras que, sobre el segundo pilar (desarrollo rural), “las estimaciones que circulan podrían llegar a la injustificable cifra del 15%”, ha apuntado en un comunicado.

“Por si fuera poco, el cálculo de presupuestos de la futura PAC se ha hecho mediante precios corrientes, lo que resulta engañoso puesto que no tiene en cuenta la inflación”, ha recalcado.

La Comisión Europea “no puede cargar sobre las espaldas de los agricultores” el coste de la salida del Reino Unido (Brexit) de la UE y, en este contexto, la organización ha demandado “que se aumenten las aportaciones de los Estados al presupuesto comunitario hasta el 1,3 % del Producto Nacional Bruto, tal y como reclama el conjunto del sector y el propio Parlamento Europeo”.

Los cálculos de COAG: “Se perderían otros 2.500 millones porque el recorte puede alcanzar el 20% en 2027”

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha lamentado que la Comisión Europea plantee un nuevo “tijeretazo” del 5 % y, si ya en la actual PAC se recortaron 2.000 millones en España respecto al anterior marco, de cara al nuevo escenario (2021-2017) “perderíamos otros 2.500 millones, por lo menos” en ayudas directas y, con todo, la PAC perdería peso, del 35 % al 30 % del gasto global de la UE.

Blanco ha indicado a Efeagro que el dato del -5 % no recoge el efecto acumulativo de la pérdida de poder adquisitivo por el efecto de la inflación, por lo que los recortes sobre el valor real de las ayudas podrían aproximarse hasta el 20 % al final del nuevo período.

A este duro recorte se añaden los proyectados en fondos estructurales y, sumados ambos, son “recortes importantísimos y un problema muy serio” para el rural, por lo que son “inasumibles e inaceptables”, en un contexto de desregulación de mercados y liberalización que lastran los precios de mercado, de los que dependen aún entre el 70 y el 80 % de la renta agraria, ha señalado.

La UPA advierte de que “pequeños y medianos agricultores y ganaderos serían los más afectados por un recorte tremendamente destructivo”

“Es incomprensible” que se apliquen reducciones de gasto de la PAC en la UE cuando el reglamento de la futura reforma post 2020 traerá más exigencias, que se traducirán en un aumento de costes, al tiempo que no existen planteamientos de “priorización” de las ayudas en favor de “profesionales de verdad”, de las mujeres o los jóvenes.

El duro recorte propuesto “podría ascender al 7,2 % si tenemos en cuenta la inflación prevista”, según fuentes de UPA, que considera que mientras “la PAC llegó a suponer más de la mitad del presupuesto europeo, la actual supone alrededor del 38 %. Con esta nefasta propuesta de la Comisión, la PAC significaría poco más del 30 %”.

Los pequeños y medianos agricultores y ganaderos serían los más afectados por un recorte “tremendamente destructivo” para el rural y el sector primario y, de hecho, “no vamos a aceptar la propuesta; exigiremos a las instituciones europeas y nacionales que se opongan frontalmente al recorte como ya ha hecho el Gobierno francés”.

“Reducir tan drásticamente los fondos para la PAC no es sólo hundir un poco más la economía de las zonas rurales, es fomentar el despoblamiento, es perder soberanía alimentaria y perjudicar gravemente el proyecto de futuro que los europeos necesitan”, han remarcado a Efeagro.

Unión de Uniones pide a Tejerina que mire la reacción de Francia y que actúe en ese sentido

“Agradecemos al Gobierno francés su oposición absoluta al recorte de la PAC. Nuestro vecino vuelve a estar a la cabeza de la defensa del medio rural”, han añadido, por su parte, desde Unión de Uniones, que ha mostrado su rechazo y demanda coherencia a las distintas partes para que fomenten, de verdad, una PAC fuerte y mejor dirigida.

Unión de Uniones pide a Tejerina que rechace categóricamente, como ha hecho Francia, la propuesta de un duro recorte de las ayudas y que defienda un presupuesto sin recortes para la PAC y acorde a los compromisos y desafíos que se plantean para esta política en el nuevo período.

La organización recuerda que el 30% de la renta de los agricultores se consolida a través de las ayudas de la PAC, que ya han disminuido en la PAC vigente pese a las promesas, incumplidas, de que esto no sucedería. La disminución en mecanismos de equilibrio del mercado el ajuste más severo de las ayudas al desarrollo rural dificulta la competitividad del sector agrario y su mejora, así como su posicionamiento frente a las importaciones de países terceros favorecidas por la política comercial de la UE, a los que, en muchos casos, no se exigen los estándares de calidad, seguridad y éticos que si hemos de cumplir los agricultores y ganaderos de la UE.

Asimismo, confían en que la próxima PAC “dé protagonismo” a la figura del “agricultor genuino” frente al “agricultor de sofá” y que se concentren las ayudas en el modelo de explotaciones familiares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here