La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid, UGAMA, alerta de “la profunda decepción” de los ganaderos madrileños tras la publicación de la convocatoria para 2016 de la Orden de Ayudas para compatibilizar la actividad ganadera con la existencia de poblaciones de lobos, perros asilvestrados y buitres en la Comunidad de Madrid. En la misma se reconoce que no se garantiza el cobro por todos los animales muertos o atacados si se agota el presupuesto y que no habrá dinero para los animales muertos por perros salvajes.

Según cifras oficiales, en 2015 se registraron 91 ataques y en lo que va de año, ya se han registrado más de 140 ataques a todo tipo de ganado, lo que para UGAMA “se demuestra que el problema se ha visto agravado desde el año anterior”.

se reconoce que los ataques debidos a perros asilvestrados no se indemnizarán ni en este año ni en el próximo

Por eso, la organización solicita a la Administración regional la creación de manera urgente de la llamada “Mesa del Lobo”, una mesa de debate en la que todas las partes implicadas en el problema de convivencia entre ganadería extensiva y poblaciones de lobo, puedan verse representadas para debatir propuestas de mejora para que los ganaderos puedan desarrollar su actividad de manera que no sean siempre los más perjudicados.

ATAQUES FAUNA SALVAJE UGAMA MADRID 1Asimismo, lamenta que, tras más de un año de espera por parte del sector, la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Comunidad de Madrid haya publicado una Orden que, a pesar de las modificaciones que recoge respecto a la anterior, no garantiza el cobro por todos los animales muertos o atacados, ya que si se agota el presupuesto, los ataques debidos a perros asilvestrados no se indemnizarán ni en este año ni en el próximo.

La organización considera asimismo “inapropiadas algunas modificaciones introducidas en la nueva Orden, tales como la diferenciación entre ataques de lobos y perros asilvestrados, distinción que resulta casi imposible en la práctica; la obligación por parte de los ganaderos de la denuncia de presencia de perros asilvestrados para poder cobrar las ayudas; o que no se paguen los gastos veterinarios generados si el animal finalmente muere a pesar de ser tratado, como muchas veces sucede”.

“Exigimos que se corrija la normativa que regula estas ayudas, eliminando entre otras cuestiones, la distinción entre ataque de lobo y perro asilvestrado, ya que hasta los mismos agentes forestales reconocen que es prácticamente imposible distinguirlo cuando se encuentra el cadáver de una res en el campo”, afirma el Presidente de UGAMA, Alfredo Berrocal.

ugama pide más tiempo para denunciar y que el plazo máximo de cobro de la ayuda sea de tres meses desde que se produce el ataque

Asimismo, UGAMA lamenta que después de un año de espera para realizar la solicitud, los ganaderos sólo tengan quince días para presentarla. “Este hecho dice mucho de la Dirección General de Agricultura y Ganadería y su desconocimiento de la realidad del campo”- añade Berrocal. “Los ataques de fauna salvaje se producen casi a diario por lo que sería lógico que el plazo para solicitar las ayudas fuese indefinido; y que el plazo máximo de cobro de la ayuda sea de tres meses desde que se produce el ataque”.

Ante la actitud del gobierno regional, UGAMA va a recomendar a los ganaderos la reclamación por vía patrimonial contra la Comunidad de Madrid de los importes que han dejado de percibir como consecuencia de los ataques permanentes a su ganado. “Los ganaderos están hartos de soportar los daños que los lobos causan en sus explotaciones. No es de recibo que la Administración tan sólo responda ante los daños derivados del ataque, sino que debe responder ante los daños indirectos que generan estos ataques como el valor de sustitución del animal, los daños por estrés en el rebaño, etc.”, concluye Alfredo Berrocal.

Por otro lado, la Organización anuncia que solicitará una reunión con la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para transmitirle de primera mano la problemática de la agricultura y ganadería de Madrid.

1 Comentario

  1. En Alemania, Gran Bretaña, Francia y otros países europeos han resuelto este problema con cercos eléctricos para protección contra lobos y animales salvajes. De esta manera mantienen a los lobos alejados del ganado evitando así también la cacería de lobos y el riesgo para la especie.
    Sitios web en Alemania, GB y España ofrecen esta solución
    https://www.electric-fence.co.uk/euronet-120-2-wolf-netting-with-browsing-protection-wolf-clip-for-safety-of-sheep.html
    http://www.milanuncios.com/otros-animales/malla-electrica-proteccion-contra-lobos-207925669.htm
    https://www.amazon.es/dp/B01CSX73NI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here