“Auténtico fiasco” así de tajante se ha mostrado este martes 4 en rueda de prensa el presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, al catalogar la Resolución Definitiva de las Ayudas de Modernización 2016 para la provincia de Cádiz. Según Gallardo y tras un análisis técnico pormenorizado de la resolución, se confirma lo que la asociación anunció en febrero, que la Inversión Territorial Integrada (ITI) en esta convocatoria de ayudas, “en vez de ser un apoyo, está sustituyendo los fondos que a Cádiz le corresponden por derecho y por las características tan especiales de la provincia”.

La asociación considera “un despropósito que, en una provincia donde se ha concedido la ITI, se dejen de recibir los fondos de modernización por la línea general”.

La Resolución de las Ayudas de Modernización, incluidas en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, son determinantes para garantizar la rentabilidad y sostenibilidad de las explotaciones”, ha explicado el secretario general de Asaja-Cádiz, Luis Ramírez, “porque incide en el desarrollo y mejora tecnológica de las explotaciones, conceptos claves para el futuro del sector y de la propia provincia”, prosigue.

Los datos: Cádiz cero euros en la línea general y paralización de inversiones

El presidente ha explicado que las Ayudas de Modernización 2016 se subdividen en tres líneas presupuestarias; general, olivar e ITI y el caso más llamativo es la línea general en la que frente a los 58.7 millones de euros que se conceden para Andalucía, para Cádiz se conceden cero euros y, por tanto, la provincia queda fuera de esta línea. En el cómputo total de las tres líneas, Cádiz, a pesar de contar con la ITI, es la tercera provincia por la cola, tan sólo por delante de Málaga y Huelva. En concreto, del importe total de las ayudas de modernización andaluzas (suma de general, olivar e ITI) que son más de 90 millones de euros, Cádiz recibe 5,7 millones de euros, Huelva 4,9 y Málaga 3,4 millones de euros, muy lejos, las tres, de los 17,5 de Córdoba y los 18,3 de Almería. Ante estas cifras, el presidente ha insinuado que “a todas luces nos convendría tener un consejero de Agricultura de Cádiz porque habríamos salido mejor parados, como muestran las cifras”.

Por supuesto, las cifras vienen a confirmar la información que ya denunció Asaja-Cádiz cuando se sacó la propuesta provisional de Resolución de las Ayudas de Modernización y es que la ITI de Modernización de 2016 no ha venido al campo a apoyar sino a sustituir otros fondos que son por derecho de los agricultores y ganaderos de la provincia. Pedro Gallardo ha querido dejar claro así que, “tras sacar a la luz en febrero esta cuestión y solicitar la modificación de este tema, se nos culpó de ofrecer una información sesgada y a día de hoy me reafirmo en lo que ya dije y apostillo que Asaja-Cádiz sólo se basa en los datos y los datos son claros, la ITI para la Modernización 2016 está sustituyendo y no apoyando”.

La asociación concluye que los expedientes de la provincia de Cádiz tendrían que haber entrado en concurrencia competitiva con el resto de las provincias andaluzas en la línea general y que la ITI viniera a ayudar a los expedientes que no hubieran podido entrar.

Al hilo de lo dicho, tanto Gallardo como Ramírez van a solicitar una reunión con Manuel Jiménez Barrios, vicepresidente y consejero de Presidencia para trasladarle este asunto y conseguir que la propia presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, reciba a la asociación para tratar las ayudas en una reunión y ver qué salida se le puede dar a este problema.

El presidente y el secretario general de Asaja-Cádiz ha insistido en que estas ayudas son vitales para la provincia y que, por el tiempo que han tardado en resolverse -2 años- están paralizando las inversiones en el campo y el campo en definitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here