La Embajada de España en París presentó este miércoles 18 una dura queja a las autoridades francesas por los nuevos ataques sufridos por camiones españoles en las últimas 48 horas cerca de la frontera entre ambos países, informaron a Efe fuentes diplomáticas.

En una nota verbal enviada al Ministerio francés de Asuntos Exteriores, la embajada “condena, una vez más, las agresiones sufridas por personas y bienes españoles en Francia, y ruega al Gobierno francés tomar las medidas adecuadas para acabar de forma efectiva con esta deriva de actos vandálicos”.

La legación recuerda en su protesta los ataques en el suroeste francés contra varios camiones que transportaban vino y zumo de frutas españoles, a manos presuntamente de miembros armados con mazas, bates y hachas del Comité de Acción Vitícola y del sindicato agrario Jóvenes Agricultores del Gard-JA30.

La Unió condena el ataque y recuerda a los agricultores franceses que se equivocan de objetivo

Por su parte, La Unió de Llauradors considera “intolerables las nuevas acciones vandálicas de los agricultores franceses contra nuestros productos, en este caso vino”, y pide la reacción inmediata y enérgica de todas las Administraciones Públicas (Unión Europea, Ministerio de Agricultura y Conselleria de Agricultura).

La Unió pide al Gobierno español una vez más que exija inmediatamente a las autoridades comunitarias la necesidad de que se garantice la libre circulación de mercancías valencianas y del resto del Estado español en su paso por territorio francés. Del mismo modo insta a la Conselleria de Agricultura a que traslade al Ministerio de Agricultura su más enérgica protesta “por unos nuevos ataques que no se pueden consentir en pleno siglo XXI”.

Esta organización profesional agraria considera que no se pueden permitir los obstáculos que ponen continuamente los agricultores franceses a la libre competencia y a la libre circulación de productos agrarios valencianos y españoles. Por ello reclama medidas de control y que se establezcan duras sanciones ejemplarizantes por no respetar la legalidad comercial europea.

Asimimso, La Unió recuerda a los agricultores franceses que “se equivocan en la dirección de sus protestas porque el sector agroalimentario francés también exporta productos hacia el Estado español y lo que están haciendo es romper las reglas de juego. En lugar de actuar contra las grandes cadenas de distribución, muchas de ellas con capital francés y que marcan su posición abusiva de dominio en los precios, la toman contra los productores que sufren las mismas prácticas abusivas que sus homólogos franceses”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here