El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, siglas en inglés) prevé que la sequía en España impulse sus importaciones de cereal en la campaña 2017-2018, tanto por la reducción de cosechas como por la limitación de pastos para ganadería.

El USDA, institución de referencia en análisis agrícolas, analiza la situación del campo en España por la falta de lluvias, con la consiguiente caída de los rendimientos de los cereales y una previsible bajada de producción “por debajo de los niveles medios históricos”.

Esta circunstancia y la disponibilidad limitada de pastos incrementarán el déficit español en cereales, según el documento de Estados Unidos, que señala que para aliviar ese problema se podría recurrir a “cambios en la fórmula de los piensos” o al uso de existencias almacenadas.

Añade que las estimaciones sobre los rendimientos de cereales fueron “drásticamente” revisadas en abril, debido a la carencia de precipitaciones desde el principio del ciclo productivo y a las temperaturas primaverales, superiores a lo normal. Señala que la bajada de rendimientos es más acentuada en las zonas productoras del norte.

En cuanto a la cosecha, el departamento de Estados Unidos menciona que en Andalucía -donde ya ha comenzado- y en Aragón, el crecimiento vegetativo de los cultivos esta cercano a la media, pero en Castilla y León y Castilla-La Mancha, las dos principales áreas cerealistas, “está por debajo de la campaña pasada y de los niveles medios”.

El USDA apunta que España tiene un déficit anual de cereales que oscila entre los 9 y 12 millones de toneladas y que aún, cuando la oferta nacional es amplia, la producción española no basta para responder a la demanda de grano para piensos, alimento o biocarburantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here