Varias organizaciones del sector agrario de Castilla-La Mancha se han unido para pedir a la Consejería de Agricultura que se incluya en la negociación de la Política Agraria Común (PAC) una ayuda “decidida y específica” para el girasol, cuya superficie se va mermando año tras año en la región.

Las organizaciones agrarias Asaja de Cuenca y Guadalajara, UPA Castilla-La Mancha, Coag Castilla-La Mancha, Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha y la Asociación Nacional de Empresas para el Fomento de la Oleaginosas y su Extracción (AFOEX) han demandado que se incluya, en el documento de posición común de la región para la reforma de la PAC, una ayuda asociada para el girasol que permita incentivar la producción de este cultivo.

Y es que, según han recordado en una rueda de prensa conjunta en Cuenca, la producción de girasol se ha reducido en 37.276 hectáreas en los últimos cinco años en la región, pasando de 205.000 en 2013 a 167.778 el año pasado.

Algunas provincias, como Toledo o Ciudad Real, han visto desaparecer más del 60% de la superficie que se dedicaba al girasol

La provincia de Cuenca ha sido la más afectada en términos absolutos, al perder 26.270 hectáreas de las 158.828 que se cultivaban en 2013, aunque esto solo supone el 16,5 por ciento del total.

Otras provincias, como Toledo o Ciudad Real, han visto desaparecer más del 60 por ciento de la superficie que se dedicaba al girasol.

Esto ha supuesto, solo en Castilla-La Mancha, un descenso económico de 18 millones de euros, según estas organizaciones, que han recordado también la importancia medioambiental del girasol, ya que se trata de un cultivo que necesita menos labor y fertilizantes, contribuyendo así a reducir las emisiones de dióxido de carbono, “uno de los objetivos de la PAC”, han recordado.

Respecto a la reducción de la rentabilidad económica, han insistido en que los agricultores quieren un girasol rentable y “estable”, que no sufra las fuertes oscilaciones de precios que ha experimentado en los últimos años.

Estas organizaciones esperan reunirse con el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, y confían en recabar también el apoyo de diputaciones y otras instituciones, de cara a configurar una postura común en Castilla-La Mancha e incluir esa ayuda para el girasol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here