El director general de Desarrollo Rural de Extremadura, Manuel Mejías, ha explicado que la Junta está trabando con rigor técnico y político, consenso y transparencia “dando un verdadero impulso al proyecto” poniendo en valor un regadío viable que asegure la rentabilidad de los agricultores, poniendo de relieve el impulso del proyecto de regadío Tierra de Barros.

El regadío Tierra de Barros es, junto a los proyectos de Monterrubio de la Serena y Arroyo de Campo, piezas fundamentales en el desarrollo económico y la creación de empleo y se encuentran dentro de la Agenda 2020 de Regadíos de la Junta de Extremadura para lo que dispone de 87,5 millones de euros procedentes del Plan de Desarrollo Rural. Así lo explicó el responsable regional durante la ponencia titulada Plan de Regadío Tierra de Barros que tuvo lugar ayer en el marco de IBEROVINAC en Almendralejo en unas jornadas organizadas por APAG Extremadura Asaja.

Durante su comparecencia, Manuel Mejías recordó que la consejería ha asentado las bases que este proyecto de regadío de Tierra de Barros pueda avanzar y para ello se licitó en el mes de mayo los trabajos de redacción del proyecto básico, el plan General de transformación, el estudio medioambiental y el estudio de viabilidad, sin estos trabajos es imposible que este proyecto avance. Estos trabajos estarán finalizados para el mes de agosto del 2017. “Estamos ante un proyecto estratégico para una comarca y se debe estructurar a partir de un estudio de viabilidad sólido”, añadió Mejías.

Otro aspecto en el que se está trabajando es en la búsqueda de financiación con el Banco de Europeo de Inversión (BEI) para la aportación autonómica. Se han mantenido varias reuniones con el BEI, quienes consideran este proyecto como “potencialmente elegible”, según apuntó Mejías. Esta institución europea ha solicitado la estructura financiera del proyecto en la cual está trabajando la consejería el fin que pueda estar terminado al mismo tiempo que los trabajos que ya están licitados.

El responsable de Desarrollo Rural ha recordado que el pasado mes de agosto, el Consejo de Gobierno autorizó la convocatoria de ayudas para modernización de Comunidades de Regantes, cuyo presupuesto destinado a esta convocatoria de ayudas asciende a 10.000.000 millones de euros, que serán cofinanciadas al 75 por ciento por el FEADER. También se ha aprobado ayuda por importe de 2,5 millones de euros para la mejora de los riegos de las explotaciones agrarias.

Por otro lado, también se ha anunciado la puesta en marcha del Plan Especial de Regadío de Montaña en Extremadura, dirigido a los agricultores de los valles del Jerte, La Vera y el Ambroz, que contará con 12 millones en una primera fase, de los que 4,5 millones se destinarán a la construcción de balsas y depósitos de agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here