Azucarera ha finalizado la campaña de recepción de remolacha en su fábrica de Miranda de Ebro (Burgos) con un total de 390.908 toneladas de remolacha líquida molturada y una polarización del 17,1%. La campaña, que se inició el 17 de octubre en la fábrica de Burgos, ha tenido una duración de 78 días.

Durante las últimas semanas, el ritmo de arranque ha sido ligeramente inferior al planificado debido a las precipitaciones registradas en la zona de Álava, que no han permitido realizar el arranque de unas 85 hectáreas. Por este motivo, y para adaptarse a las necesidades de los agricultores, Azucarera pone a disposición de los remolacheros las fábricas de Toro o La Bañeza, en las que podrán realizar las entregas sin coste añadido de transporte.

La colaboración y esfuerzo de agricultores, equipo agrícola y personal de fábrica de Azucarera y organizaciones agrarias ha permitido una adecuada coordinación de los arranques y las entregas en la fábrica de Miranda de Ebro y alcanzar unos resultados positivos a pesar de las circunstancias meteorológicas adversas.

Por su parte, la azucarera de Toro continúa en plena campaña de molturación que se desarrolla con normalidad y cuya finalización de recepción está prevista hacia el 12 de enero. La fábrica de La Bañeza finalizó la primera fase de recepción el pasado 18 de diciembre y reabrirá en una segunda etapa a partir del mes de febrero.

Cabe recordar que Azucarera había recibido a mediados de diciembre 1.273.909 toneladas de remolacha líquida en la zona norte, un 70,5% del aforo total estimado. La recepción, que se inició el pasado 10 de octubre se desarrolló con normalidad, sin incidencias destacables en el campo ni en los centros, con el ritmo de arranques, entregas y molturación en línea con la planificación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here