Se alertaba ya de este tema hace un mes cuando el calor comenzaba a asomar y la Unió de Pagesos (UP) ha insistido denunciando  supuestas presiones a la baja del precio en origen de la fruta de verano por parte de la gran distribución, que sube el precio de la fruta al consumidor pero no paga más a los productores.

Según el sindicato agrario, el sector de la gran distribución está realizando prácticas de “abuso” de dominio en el mercado español de la fruta dulce “sin ningún motivo justificado”, que están provocando, a su juicio, “una perturbación artificial del mercado de la fruta de hueso”.

UP sostiene que estas prácticas se llevan a cabo “sin ningún motivo justificado, teniendo en cuenta la escasa oferta de fruta de verano que hay en el mercado a causa de las heladas de la primavera, del mal cuajado y de daños climáticos como las granizadas en las comarcas leridanas del Segrià, el Urgell, el Pla d’Urgell y las Garrigues”.

lAS PRIMERAS PREVISIONES SEÑALAN UNA CAÍDA DE PRODUCCIÓN EN CATALUÑA DEL 17%

“Después de cuatro campañas con crisis de precios en el melocotón y la nectarina debido al veto ruso, este año, por causas climatológicas, se ha reducido la oferta respecto a las previsiones iniciales”, ha señalado el sindicato agrario, que ha destacado que las centrales no tienen problemas de stock y las cámaras no están llenas y, en cambio, los precios de venta al público de la fruta de verano suben respecto al año pasado.

Las primeras previsiones de la producción de melocotón y nectarina ya apuntaban a una caída de un 17 % en Cataluña, y de un 11 % en Europa. No obstante, este pronóstico se ha visto acentuado tanto en Cataluña, como en España y Europa, por las granizadas, las lluvias y otros factores climáticos.

De hecho, afirma UP, la bajada de la producción en el ámbito de la Unión Europea todavía es más importante y, en países donde ha bajado ostensiblemente la producción, como en Francia e Italia, los precios en origen han subido un 128 % y un 130 %, respectivamente, a diferencia de lo que está pasando en España.

Finalmente, UP asegura que esto demuestra que, pese a la bajada de la producción y la falta de producto existente, la gran distribución española “no está dispuesta a pagar más por la fruta en origen, pero sí que incrementa el precio al consumidor”

1 Comentario

  1. Si tanto se estira una cuerda, al final se rompe. Y si se arruinan los agricultores, los siguientes serán los distribuidores.

    Qué asco da ver como estos hdp nunca se sacian, su codicia y avaricia acabará con ellos. Y si no, al tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here