Andalucía pierde con esta PAC más de 1.000 millones de euros, y esto se debe, en gran medida, a la aplicación que el Ministerio de Agricultura hizo de las medidas impuestas por Bruselas. Ésta ha sido la principal conclusión de la jornada ‘Andalucía merece otra PAC’, que COAG Andalucía ha celebrado en Sevilla y en la que ha reunido a más de 300 personas.

El Secretario General de COAG Andalucía, Miguel López, que clausuró la jornada junto al Consejero de Agricultura Rodrigo Sánchez Haro, destacó en su intervención, que el ajuste financiero del 8,64%, impuesto por Bruselas y aplicado de forma lineal por Madrid, supuso unas pérdidas para Andalucía de 260 millones de euros, con recortes a más de 200.000 perceptores de menos de 5.000 euros (que antes estaban exentos) mientras los grandes perceptores de ayudas, los que reciben más de 300.000 euros, se han visto  beneficiados (ya que antes se les aplicaba una modulación del 14% y ahora tendrán un recorte del 8,64%).

COAG critica que Andalucía aporta el 31% del presupuesto de las ayudas acopladas y recibe el 13,3%, por lo que pierde 58 millones por año

Por otra parte, Miguel López ha recordado que el ministro Arias Cañete no cumplió su promesa de aplicar la reforma con criterios objetivos, sino “que construyó un sistema arbitrario, en el que sistemáticamente Andalucía era la gran perjudicada”.

En este sentido, ha asegurado que “nuestra comunidad autónoma fue la única que perdió tanto en las ayudas directas (Pago Básico, Pago Verde, Jóvenes y Pequeños Agricultores) como en Desarrollo Rural, y no se vio compensada con unas ayudas asociadas que se diseñaron con un criterio político y sin base objetiva. Por ejemplo, en sectores como la remolacha o el tomate de industria Andalucía sufrió un agravio comparativo respecto a otras zonas productoras, ya que mientras la remolacha del sur recibe 316 euros por hectárea, la del norte recibe 499, ya que se ha tomado como criterio el rendimiento. En cambio, en el tomate de industria, ocurre lo contrario: Andalucía es más productiva pero tiene menos superficie, y se ha tomado este criterio, la superficie, para conceder la ayuda. A la hora de poner topes a las ayudas, sólo se le ha puesto al girasol, curiosamente el cultivo en el que destaca Andalucía, que por tanto también pierde fondos. Y además, quedan sin apoyo o con apoyo insuficiente sectores estratégicos o en grave riesgo de abandono como el olivar en pendiente, la uva pasa, la aceituna de mesa, el trigo duro, la ganadería  o los frutos secos”.

Con todo ello, Andalucía aporta el 31% del presupuesto de las ayudas acopladas y recibe el 13,3%, lo que significa que nuestra comunidad pierde casi 350 millones en todo el período (58 millones por año).

Sumando todas las ayudas del primer pilar, Andalucía pierde 845,4 millones de euros. Por lo que respecta a desarrollo rural, Andalucía sufre un recorte del 10% de los fondos (lo máximo que permite el reglamento). Junto a Murcia, Andalucía es la única comunidad que pierde, pero Murcia lo hace en un 0,02%, mientras para Andalucía el 10% significa un recorte de otros 207,4 millones.

En definitiva, “con los datos de aplicación ya contrastados se comprueba que esta CCAA pierde más de 1.000 millones (1.052,8 M€), mientras España perdió 717,80 millones, es decir, que nuestra comunidad perdió más que el conjunto del estado español”.

Por eso, desde COAG consideran que “es imprescindible que en la PAC 2021-2027, que actualmente se negocia en Bruselas y en su correspondiente aplicación a nuestro país por parte del nuevo Ministro de Agricultura, haya un cambio de rumbo, para reparar el agravio cometido con Andalucía y poner al modelo social y profesional mayoritario en el centro de las políticas agrarias”.

La jornada ha contado con la intervención del catedrático de Economía Financiera de la Universidad de Córdoba, José Antonio Gómez-Limón, quien ha analizado Las propuestas legislativas de la PAC 2021-2027 y su aplicación en España. Posteriormente, la Secretaria General de Fondos Europeos Agrarios, Concepción Cobo, ha ofrecido el Análisis de la PAC 2014-2018 y su impacto en Andalucía. A continuación, ha habido una mesa redonda sobre La importancia del empleo agroalimentario andaluz, con la participación del Secretario General de Empleo, Manuel Caballero; el secretario de Organización de CCOO Andalucía, José Blanco, y el secretario de FICA Sevilla (UGT), y posteriormente otra mesa redonda de partidos políticos, con representantes de los cinco grupos parlamentarios, que han abordado Un planteamiento político andaluz ante la nueva PAC

1 Comentario

  1. vamos haber la pac es para el agricultor o para las comunidades autonomas?,si empezamos asi yo pido para teruel lo que hemos cobrado menos que nuestros vecinos durante 20 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here