Los agricultores y ganaderos de Castilla y León tendrán acceso a una batería de medidas de apoyo contra los efectos de la sequía anunciadas este miércoles 7 cuantificadas en unos 145 millones aportados por la Junta y el Ministerio, y que incluyen préstamos sin intereses y el adelanto del pago de la PAC.

El anuncio lo ha realizado la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, tras la reunión que ha mantenido el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y los líderes de las organizaciones agrarias de la Comunidad, quienes han valorado los avances, pero han dejado la puerta abierta a nuevas reivindicaciones, especialmente las ayudas directas.

Se incluye aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social, bonificaciones en el IRPF, exención de cánones y tarifas a los regantes y de tasas por servicios ganaderos

Con el debate sobre la necesidad de que aumente el número de agricultores y ganaderos que contrata seguros agrarios para afrontar estas situaciones, algo en lo que ha insistido Marcos, todos han coincidido en que ante la catástrofe vivida en el campo por la sequía era necesario tomar medidas “excepcionales”.

El reparto de la aportación de ambas administraciones públicas rondará el 50 por ciento -unos 72 millones cada una-, aunque el importe final está por definir, al depender de la respuesta de los agricultores a las medidas ofrecidas, especialmente a la posibilidad de acceder a crédito bonificado, pero también a otras medidas como el aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social, las bonificaciones en el IRPF, la exención de cánones y tarifas a los regantes y la exención de tasas por servicios ganaderos, entre otras.

Estas medidas están incluidas en el denominado Plan Financiero contra Adversidades Climatológicas 2017-2022, centrado en medidas de ahorro y de liquidez.

Marcos ha detallado que en el caso de las bonificaciones en el IRPF, servirán para ahorrar a los agricultores 19,8 millones de euros este año, mientras que las exenciones de cánones y tarifas de riego alcanzará los 8 millones y la de los servicios agroganaderos unos 2 millones de euros.

Posibilidad de cobrar un adelanto de la pac en agosto por mediación de los bancos sin cobrarles intereses

Otros dos millones servirán para ofrecer suministro de agua a explotaciones ganaderas en régimen extensivo de aprovechamiento de pastos, en concreto para la adquisición de equipos móviles de transporte de agua, gasto de energía, construcción de abrevaderos o excavaciones de charcas.

En el caso de las ayudas para la suscripción de seguros, la Junta suma otros 2,5 millones de euros a los ya previstos, hasta conseguir una cuantía conjunta con el Ministerio de 29,1 millones de euros, pero con el compromiso de aumentar el número de profesionales que contratan estos seguros.

Sobre las ayudas a la liquidez, Marcos ha explicado como principal iniciativa que los agricultores y ganaderos podrán cobrar, de manera anticipada, entre el 70 y el 80 por ciento de los apoyos de la Política Agrícola Común (PAC), lo que supone en torno a 720 millones de euros.

Para conseguir anticipar a agosto -tres meses- el pago de las ayudas europeas, la consejera ha explicado que están negociando con los bancos esta posibilidad para que los agricultores puedan contar con el dinero sin cobrarles intereses, con la única garantía del cobro posterior, en octubre.

En el caso de los préstamos tendrán preferencia los que dispongan de seguro o lo vayan a contratar

El aplazamiento de las cuotas a la Seguridad Social que también han acordado, pero que está pendiente de la decisión definitiva del Gobierno central, servirá para que los agricultores posterguen el pago de hasta 200 millones de euros, si bien esta medida ha recibido alguna crítica por parte de las organizaciones agrarias al considerar que puede generar problemas a futuro.

En el caso de los préstamos ofrecidos para hacer frente a la próxima campaña de siembra, tendrán preferencia aquellos agricultores que ya dispongan de un seguro o que lo vayan a contratar en los próximos meses con vocación de mantenimiento, y oscilarán entre los 40.000 y los 80.000 euros y los cinco y los diez años de amortización, dependiendo de la juventud y su ubicación, entre otros factores.

En el caso de los jóvenes y de la comarca leonesa de El Bierzo, se les exime la consideración de agricultor profesional, con créditos de hasta 80.000 euros con 10 años de amortización y dos de carencia, con el aval del Ministerio y la bonificación total de los intereses por parte de la Junta de Castilla y León.

Marcos ha explicado que todas estas medidas por los daños de la sequía se recogerán en un decreto que aprobará el Consejo de Gobierno este mismo mes, mientras que no ha visto problema a la hora de incorporarlas al presupuesto con el acuerdo de los grupos parlamentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here